Consejos para una cocina más segura para los niñ@s

Consejos para una cocina más segura

A los niños les encanta ayudar en la cocina y, además, resultan una excelente compañía cuando nos toca hacer los deberes en ella. Sin embargo, hay una serie de utensilios que pueden ser de gran peligro para ellos como materiales punzantes, fuego, agua caliente, armarios con puntas salientes y líquido detergentes a los que hay que tener cuidado de que no ingieran. No está todo escrito en cuanto a la seguridad de los niños, pero sí hemos hecho una lista con los consejos más pertinentes para evitar los accidentes en niños más frecuentes en la cocina y productos recomendados.

¡Crea una cocina más segura para tus hijos siguiendo estos consejos!

1. Utiliza armarios altos para las cosas más peligrosas

Es una buena idea que los cuchillos filosos, detergentes y productos químicos, platos de vidrio y cualquier otro elemento que se considere peligroso, se coloquen en la parte más alta, donde los niños no tengan acceso. En caso de que necesariamente tengan que ir en los armarios bajos, implementa un sistema de seguridad para puertas y gabinetes, para que no se abran las puertas de los armarios fácilmente.

Encuentra distintas opciones aquí

2. Coloca protectores a los toma corrientes

La cocina es el lugar por excelencia con gran cantidad de toma corrientes, ya que, es necesario enchufar variados electrodomésticos que ayudan a cocinar mejor. Por eso, una buena idea es colocarle protectores a todos los toma corrientes y así asegurarse de que no metan los dedos por curiosidad. Recuerda que los niños actúan por imitación y si constantemente te ve conectando un enchufe, creerá que es correcto meter cualquiera de sus juguetes en los toma corrientes.


Encuentra distintas opciones aquí

3. Asegura las esquinas con protectores

Hay muchos objetos con esquinas peligrosas dentro de la cocina como la mesa, las puertas de los armarios, etc. Por eso, una buena idea es colocarle protectores para esquinas, y así evitar que los niños se corten en caso de algún golpe.


Encuentra distintas opciones aquí

4. Crea un espacio de juego para el niño

Si frecuentemente tu hijo te acompaña en la cocina, una buena idea es crearle su propio espacio de juego. Asegúrate de que el espacio seleccionado no interfiera en tu espacio de movilidad, ya que podrías hacerle daño con agua caliente o si se cae algún traste. Cuando aún no camina es más seguro tenerlo dentro de un corral o cuna portátil. Para los más grandecitos crea un rincón de juego con puertas de seguridad entre los ambientes y juguetes de cocina como trastes de plástico y cucharas de madera.

5. Recoge la comida de los animales

Si tienes mascotas y comen en la cocina, procura tener un horario para tenerles la comida y no la dejes todo el día. Los niños pueden ingerir este tipo de comida, lo que puede ser perjudicial para su salud. Mantén la comida de los animales bajo un armario alto al que no tenga acceso el niño, ya que puede confundir la comida de los animales con su cereal favorito.

6. Mantén el cubo de basura tapado

Los niños pueden sentir curiosidad y hurgar la basura, pudiendo comer restos de comida, alimentos descompuestos y cortarse con latas. Por eso, una buena idea es mantener el cubo de basura tapado y si se puede mantener dentro de un armario fuera de la vista del niño, mejor.

7. No tengas manteles en la mesa

Para los niños pequeños que gatean y están aprendiendo a pararse es muy sencillo agarrarse del mantel para intentar pararse. Este acto puede ser muy peligroso si sobre la mesa hay cuchillos, platos y vasos de vidrio u ollas con agua caliente. Por eso, es preferible no tener manteles mientras ellos están aprendiendo a caminar.

8. Cuidado con el horno

Los niños pequeños pueden intentar pararse agarrándose del horno, lo que puede ser muy peligroso si se les viene la puerta. Los peligros latentes con el horno pueden ser desde quemaduras hasta escape de gas y explosión. Para evitar que esto ocurra enseña a tu hijo a no tocarlo y mantén un seguro en las hornillas para evitar escape de gas y seguros en la puerta para que no sea sencillo abrirla.


Encuentra distintas opciones aquí

Y, finalmente, mantén la cocina limpia y en orden para evitar que el niño se caiga o que los roedores hagan presencia. El orden es una manera de evitar accidentes menores que pueden ocasionar otros mayores.

¡Con niños cualquier prevención es poca!

Comenta