Consejos para ayudar a tu pareja durante la lactancia

Consejos para ayudar a tu pareja durante la lactancia

El proceso de lactancia materna puede ser una etapa bastante complicada en las madres, ya sean primerizas o no. Ajustarse a una nueva rutina que implique incluir una nueva tarea como es el período de amamantamiento, puede traer dificultades sobre todo al inicio. Amamantar es una tarea que requiere de tiempo el cual se debe aprovechar para fortalecer los lazos entre madre e hijo. Por eso, el papel de la pareja es muy importante, su paciencia y ayuda fomentará el acto de amamantamiento para tener una familia sana en el futuro. El rol de papá o pareja comienza incluso antes de que nazca el bebé, el período de embarazo es importante para cuidar la relación de pareja.

Pero la verdad es que, el padre no siempre sabe qué hacer y cómo ayudar, en muchas ocasiones cree que es inútil durante la lactancia, y no es así. Por eso, este artículo te ayudará a comprender tu labor tan importante durante la lactancia de tu hijo.

Contempla el instante de amamantamiento

La contemplación es una forma de dar aliento a la madre que alimenta a su hijo. En algunos casos este proceso puede ser doloroso especialmente en el inicio del proceso y más aún, si es primeriza. El instinto innato de succión lleva a lesionar los pezones de la madre en el afán que tiene el bebé de conseguir su sustento. Como pareja aprovecha el momento de reconocer su esfuerzo para amamantar y recuerda lo importante que es el hecho de que lo haga, especialmente porque es el momento donde su pequeño recibe las primeras dosis de inmunizaciones de carácter natural, que solo ella puede ofrecer.

Dedica tiempo a los detalles del proceso

El proceso de amamantamiento es muy repetitivo, generalmente se hace cada dos o tres horas. Por tal motivo los espacios para amamantar pueden ser la cama, la butaca o la mecedora. Sea cual sea el lugar considera siempre la comodidad para ambos, ofrécele una almohada, un vaso de agua, una mano para apoyarse. Incluso, aunque no lo necesite, el detalle puede ser todo lo que necesitaba para sentirse mejor.

Asume responsabilidades en el hogar

La responsabilidad de la pareja durante la etapa de amamantamiento no se reduce a solo llevar el sustento, también puede colaborar a realizar tareas del hogar como la de cocinar, lavar, barrer la casa para mantener la limpieza. Realizar estas labores diariamente alivian las cargas que tiene la mamá en el hogar y además fortalece los vínculos de la pareja.

Fortalece tus vínculos con el bebé

El momento de amamantar sugiere esfuerzo físico y en consecuencia puede ser agotador, la madre queda cansada. Una vez que termine de amamantar puedes colaborar con sacarle los gases al bebé. Es un proceso sencillo, solo lo debes cargar y colocar su barbilla en tu hombro al mismo tiempo que le das suaves palmadas en su espalda. Casi siempre en este momento el infante está dormido y si no es el caso, aprovecha el momento para fortalecer tu vinculo.

Cárgalo, cántale una canción de cuna, promueve el contacto piel con piel, duérmelo sobre tu pecho y juega con él. Llámalo por su nombre y dile lo mucho que lo quieres, él te escuchará todo. Verás como poco a poco te identificará como papá.