Consecuencias del uso excesivo del chupete

Uso excesivo del chupete

El uso excesivo del chupete es una de las situaciones que se presta a más debates entre médicos, padres, empresas infantiles y organizaciones de apoyo a la salud infantil. Si bien es cierto, fue una gran solución en sus primeros días, sus consecuencias negativas se vieron notar algunos años después. En la sociedad occidental, el chupete es un instrumento que se encuentra arraigado desde muy temprana edad, para calmar el estrés y la ansiedad del bebé. Sin embargo, los padres han descubierto tiempo de libertad y tranquilidad con su uso, lo que ha generado un uso desproporcional, más allá de una real necesidad. Esto ha traído como consecuencia problemas en el niño relacionados con el uso excesivo del chupete.

El uso excesivo del chupete genera las siguientes desventajas

  1. Cuando se utiliza el chupete en los primeros meses de nacido, se corre el riesgo de que el neonato abandone por completo el amamantamiento. Por eso, la recomendación es usarse más allá de su primer mes.
  2. Usar chupetes requiere de una importante higiene, de lo contrario se favorece la presencia de continuas y repetitivas infecciones bucales. El uso excesivo del chupete diariamente, requiere aumentar las prácticas de higiene.
  3. Cuando se usa el chupete durante la salida de los primeros dientes del bebé, se promueve las llamadas caries del biberón en sus primeros dientes. Además, se corre el riesgo de la deformación de las mandíbulas provocando maloclusión o la mala alineación de los dientes. Elegir el chupete más adecuado, de acuerdo a su forma y material, es importante para contrarrestar esta situación.
  4. Si el uso del chupete está presente cuando el bebé comienza a hablar, esto podría afectar el desarrollo del lenguaje, pronunciando mal algunos sonidos. Un niño que ya está en la capacidad de hablar, no necesita el chupete, es necesario que aprenda a manejar sus emociones de otra manera.

Para evitar los efectos negativos del uso excesivo del chupete, es necesario unos padres más conscientes para que se utilice dentro de un rango aceptable. Pero, también es importante reconocer los avances tecnológicos en el diseño del chupete que se han realizado para evitar el daño que ocasiona el uso excesivo del chupete.

Avances en el diseño del chupete

EL chupete está presente de manera rudimentaria desde el año 1473 cuando por primera vez aparece citado en el libro “Guía sobre los niños pequeños”. En ese entonces, el chupete era mal visto por la clase pudiente de la época, se relacionaba con poca higiene y de desagradable composición.

En 1901 un investigador farmaceuta, neoyorquino de nombre Christian W. Meinecke patentó una serie de instrumentos médicos, en el cual estaba el famoso “Pacifier”, se trataba de un pezón de goma de la India ensamblado a un escudo plástico en forma de disco y un asa para sostenerlo. El asa hacía el trabajo de retenedor para que el pezón no fuese tragado por el bebé.

Esto marcaría el inicio de una búsqueda de tetinas y chupetes más apropiadas para cuidar la salud del bebé como la tetina asimétrica, el chupete de látex y de silicona.

Diseño de la tetina asimétrica

La tetina asimétrica es una propuesta de diseño de origen alemán que llega al mercado como alternativa a las tetinas existentes. La motivación fue el hecho de que los niños que usaban el chupete tenían dientes más apilados y torcidos en comparación con aquellos que solo habían sido amamantados. Su nuevo diseño fue inspirado en la fisiología del pecho de la madre en época de lactancia. Hasta nuestros días, este diseño de tetina se mantiene por ser el más parecido al pecho de la madre, en cuanto a su forma, manteniendo un tamaño estándar.  Sin embargo, se ha avanzado en el material de fabricación y en los controles de calidad que hay en el mercado. 

Materiales de chupetes más recomendados

  • Chupetes de silicona

Los chupetes de silicona son ideales para los niños que aún no tienen dientes, por ser un material bastante flexible y delicado a las fricciones. Los encontrarás adaptados a la edad y necesidades particulares del bebé. Así encontrarás chupetes especiales para bebés prematuros y neonatos con bajo peso.

  • Chupete de látex

El chupete de látex es de composición blanda, este material permite que siempre esté bien colocado dentro de la boca del bebé, ejerciendo mínima presión sobre el paladar y evitando el desvío de los dientes. Está diseñado para adaptarse a las diferentes clases de succiones que tienen los bebés. Mantiene la misma forma asimétrica similar al pezón de la madre y se encuentra en el mercado con presentaciones que varían de acuerdo a su edad clasificado por etapas