Diferentes tipos de chupetes: cuáles son los beneficios de cada uno

Todos los niños nacen con el reflejo de succión, dado que los ayuda a relajarse, y una herramienta que puede ayudarles es el chupete. Al día de hoy, circulan miles de teorías sobre sus beneficios y consecuencias, pero no podemos negar que entre sus ventajas más importantes se encuentran: brinda consuelo y calma al bebé, ayuda a desarrollar las vías respiratorias superiores y puede aliviar los cólicos. 

Por todas estas razones es que la gran mayoría de los padres eligen contar con esta herramienta para el uso diario de sus hij@s, y el mercado se ha comprometido en entregar miles de versiones y modelos diferentes, para que cada bebé elija cuál es el que más le gusta. 

Los chupetes cuentan, en general, con 4 partes básicas: Tetina, disco, anilla y obturador o cubierta. 

Informe realizado por SERNAC

Estos se diferencian según su material y su tetina, por eso hoy queremos contarte cuáles son los diferentes tipos de chupetes que existen:

Distintas tetinas

Tetina anatómica: Su forma es la de una gota aplastada, de esta manera imita la forma del pezón de la madre. De esta manera se adapta mejor al paladar del bebé y favorece la succión del mismo. Sin embargo, por su forma particular, es necesario colocarlo de forma adecuada y estar pendiente que no se de vuelta. 

Chupete con tetina anatómica de la marca Suavinex

Tetina fisiológica: Su forma es simétrica, por lo cual no ejerce mucha presión en el paladar del bebé. No simula la forma del pezón, pero muchos bebés prefieren este tipo. Para los padres es más cómodo porque no hay que controlar que esté colocado de la forma correcta o no se de vuelta, dado que es igual de ambos lados. 


Chupete con tetina anatómica de la marca Suavinex

Distintos materiales

Silicona: La silicona es un material sintético, químico, que está en constante cambio y evolución. En un principio, el material era muy duro por lo que no todos los niñ@s se sentían cómodos con estos chupetes. En la actualidad se ha ido mejorando logrando una “semejanza” con la piel de la madre, manteniendo la firmeza y dureza que los caracteriza. Otra cualidad de los chupetes de silicona es que su material es más limpio, lo que lo hace menos propenso a contraer hongos y malos olores, así como lo hace más resistente a las altas temperaturas necesarias para la esterilización. Sin embargo, son más propensos a fracturas y roturas por las mordeduras o tirones, por lo cual no son muy recomendables para niñ@s con dientes.

Látex: Este material es más natural, lo que lo hace más blando y flexible, esto quiere decir un poco más similar a la piel de la madre. Entre sus principales características está su color ámbar, que lo diferencia de los de silicona; una gran resistencia frente a mordiscos y tirones, permitiendo que se le entregue al bebé cuando se desee, sin tener que considerar la aparición o no de dientes. 

Sin embargo es importante resaltar que este material se puede deformar y estropear con facilidad, así como tomar olor, por lo cual es recomendable estar atento ante estos signos y cambiarlos con mayor frecuencia.

Distinto material del disco:

Los más comunes son los de plástico. Estos ofrecen infinitas opciones de colores y diseños divertidos para tu bebé. Pueden ser redondos (los más clásicos, redondos y en la parte superior con forma similar a un corazón) o con forma de mariposa. Estos últimos favorecen el movimiento de succión, por lo que si tu bebé no agarra fácilmente el chupete, puedes intentar con los que tienen esta forma. 

También existen los modelos que son del mismo material que la tetina. Estos son más blandos y flexibles que los de plástico, y son los más recomendables para la hora de dormir, porque evitan lastimaduras. 

Chupete ergonómico de la marca Dr. Marinov


Todos estos chupetes cuentan con una categoría que los diferencia entre ellos, que es la talla:

Talla 1: que puede ser de 0 a 6 meses, o de 2 a 4 meses, especialmente para bebés prematuros. 

Talla 2: +6 meses, aunque este cambio también dependerá de la boca del bebé. Cuando le quede pequeño, te darás cuenta que la tetina le queda corta, o que cierra mucho la boca para succionar, es porque está haciendo fuerza para sostenerlo. 

Talla 3: Puede ser +12 o + 18 meses, según la edad y el tamaño de su boca, como se indicó previamente.