Proceso de fecundación del óvulo y primeras semanas de embarazo

Proceso de fecundación del óvulo y primeras semanas de embarazo

El proceso de fecundación del óvulo es un proceso natural que comienza con la fusión entre el óvulo y el espermatozoide. Se produce dentro de las trompas de Falopio y está coordinado con el reloj biológico de todas las mujeres. Desde que se tiene conocimiento del proceso de este método natural, se incentiva a las parejas para conocerlo, comprenderlo y ponerlo en práctica para la planificación familiar y para establecer los intervalos entre un embarazo y otro.  Es un método respaldado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con la intención de promover una vida sexual responsable.

Alcanzar la madurez y asumir responsabilidades con tu pareja es el siguiente escalón de ese largo camino que recorre la pareja. Por eso, te invitamos a conocer brevemente el proceso biológico de tu cuerpo para saber cuáles días son los más fértiles para conseguir un embarazo.

El ciclo de fecundación del óvulo

Para fecundar de manera exitosa el óvulo se necesita hacer un cálculo relacionado con el tiempo de ovulación de la madre. La ovulación ocurre, generalmente, a finales de la segunda semana una vez terminada la menstruación. Pero, estas fechas pueden variar de acuerdo a los datos que se tomen, entonces, para que no exista ningún tipo de dudas la mejor forma de hacerlo es tomando como referencia el último día de la menstruación. A partir de ese día se cuentan dos semanas y principio de la tercera, más o menos entre los días 12 y 16 para aumentar las posibilidades de quedar embarazada. Los días más fértiles de la mujer se ubican entre los días 13, 14 y 15. De manera que, si estas planificando un embarazo debes tomar en cuenta estos tres días para acertar.

Este tipo de método es infalible y muy utilizado para las madres que planifican su embarazo. Actualmente, existen aplicaciones donde puedes determinar los días fértiles con solo aportar los datos necesarios en su sistema. Sin duda estas herramientas te ayudan a que puedas controlar tu proceso de ovulación y fertilidad más fácilmente.

Las primeras semanas de embarazo

Echo el mandado de buscar a la cigüeña, los procesos naturales ya se comienzan a dar dentro del cuerpo de la madre. En algunos casos, se manifiestan con síntomas de pesadez, malestar general, sueño excesivo incluso un periodo de mucha sensibilidad. Estos cambios son la primera evidencia de que se está formando un nuevo ser. Claro está que, cuando el deseo de salir embarazada es un anhelo, cualquier síntoma será bueno para aumentar la ilusión.

Por eso, desde la primera semana hasta la cuarta, las mujeres pueden manifestar o no síntomas, incluso, pudieran menstruar en el caso de que el óvulo fecundado se anidara en la pared uterina, lo que pondría en duda la presencia de un embarazo. Por eso, si se está en busca de un bebé la mejor forma de confirmar el embarazo es realizándose un examen de sangre, específicamente en la cuarta semana después de tus días fértiles.