7 Consejos para el primer baño de tu bebé

Consejos para el primer baño

El primer baño real de tu bebé debe hacerse una vez que se caiga el cordón umbilical, ya que este debe permanecer seco para que se caiga lo antes posible y sin problemas. Esto tardará un tiempo no mayor a 15 días después de su nacimiento. Durante ese tiempo puedes limpiarlo con una esponjita húmeda y agua tibia, y limpiar sus partes con toallitas húmedas. Una vez caído el cordón umbilical llega el momento de darle su primer baño y aquí te daremos algunos consejos para que ambos lo disfruten un montón.

1. Ten todo cerca

Es muy importante que el bebé no pase frio en ningún momento, por eso mientras aún está vestido prepara su primer baño, lo que significa, calentar el agua, acomodar la ropa que se va a poner y tener todos los implementos que necesitarás cerca. Si no sabes con exactitud lo que debes tener cerca, aquí te dejamos una lista:

2. Consigue una temperatura ideal del agua

Asegúrate de que el agua alcance una temperatura ideal, cuidando que no esté ni muy caliente ni muy fría. Para esto asegúrate de la temperatura midiéndola con el interior de tu antebrazo, ya que es la parte más sensible de tu cuerpo como la piel del bebé. Las manos no son buenas consejeras para medir la temperatura del agua ya que pierden rápidamente la sensibilidad por tanto movimiento y toques con el exterior. También puedes utilizar un termómetro para el agua, encuentra todas las opciones en nuestro sitio.

3. Elige un jabón para bebés

La piel de tu guagua es muy delicada, por eso no es buena idea bañarlo con el mismo jabón de adulto. Los geles de baño para bebés no deben traer parabenos ni aceites minerales, así que elige uno especial para bebés. Con ese mismo gel de baño puedes lavarle la cabeza, suele ser suficiente unas gotitas cuando tienen poco cabello.

4. Sumerge el cuerpo del bebé en la bañera

Mientras mantienes el cuerpo del bebé sumergido en su bañera el bebé no tendrá frío. Por eso, una buena idea es que tengas una bañera especial para el primer baño del bebé y sus primeros meses. A la hora de seleccionar el lugar del baño, lo mejor es que tenga una altura adecuada donde no tengas que agacharte. Puedes incluso hacer el baño sobre la cuna colocándole un impermeable o una bolsa grande sobre el colchón. Lo importante es que el bebé no recorra desnudo un tramo largo desde la salida del agua hasta la toalla.

5. Lava la cabeza al final

La cabeza se enfría muy rápido y toma tiempo para volverse a calentar, por eso déjala para lo último. Puedes incluso lavar su cuerpito y una vez listo y envuelto en la toalla, puedes lavarle la cabeza rápidamente. Ponle la capucha de la toalla una vez listo.

6. Prefiere toallas con capucha

Las toallas con capucha son ideales para envolverlo rápidamente y de la mejor manera. Tienen un diseño anatómico pensado en la comodidad de la madre y la seguridad del bebé al momento de salir de su baño.

7. Usa una loción luego del baño

El uso constante de agua y gel de baño puede resecar la piel de tu bebé, por esto es una buena idea usar una loción cremosa a la salida del baño. Cuida de colocarla en tus manos y frotar antes de colocársela a tu guagua, ya que si la colocas directa puede ser muy fría. Esta rutina lo calienta más rápido y le proporciona masajes relajantes que le encantarán.