Guía de compras: Lactancia

La primera etapa de alimentación del bebé es la lactancia, período en el cual el bebé se alimenta solamente con leche. La leche puede ser materna, según especialistas, la lactancia materna exclusiva está recomendada hasta los 6 meses de edad del bebé, o de fórmula en aquellos casos en los cuales la exclusividad de la leche materna no se puede llevar a cabo. 

Cualquiera sea el caso, estos productos te van a resultar necesarios:

  • Baberos: Para la etapa de lactancia mejor que sean de muselina o de toalla suave, si tienen impermeable mejor para que no se le moje la ropa!

  • Tutos: Los mejores tutos son los de muselina, en los cuales el vómito no resbala y pueden absorber lo que el bebé derrama mientras toma.

  • Mamaderas:  Es difícil predecir de antemano cuándo va a usarlas tu bebé y cuál le va a gustar; pero sí es necesario tener alguna para cuando nace, ya que la mamadera puede utilizarse tanto con leche materna como con leche de formula. Este producto ofrece un universo de posibilidades, principalmente porque existen de distintos materiales: Plástico, vidrio y acero inoxidable. Hay 3 cosas fundamentales a considerar al momento de elegir la mamadera: la tetina, la cantidad de piezas, y que tenga algún sistema anticólicos.

  • Tetinas: Aquí hay que prestar atención a la forma y al tamaño de los orificios por donde sale la leche. La forma comúnmente aceptada por la mayoría de los bebés es la de la imagen, pero cada bebé tiene su preferencia, puede llevarte un tiempo dar con la acertada para tu bebé. Los orificios de la tetina son los que habilitan mayor o menor flujo de leche en cada succión, cuanto más grande el bebé mayor deberían ser los orificios. Estas también cuentan con variedad de materiales: Caucho, látex y silicona.

  • Esterilizador: Es importante esterilizar chupetes, mamaderas, mordillos y saca leche durante los primeros 6 o 7 meses, y es mucho más practico hacerlo con esterilizador! Eléctrico o para microondas, da igual, ambos cumplen muy bien su función.

  • Dosificador: Cuando empiece a tomar leche de fórmula, el dosificador es muy útil para dejar listas las porciones de leche en polvo.

  • Cepillo: Para limpiar correctamente las mamaderas y las tetinas es necesario contar con un cepillo especial, que no tenga esponja para que sea más higiénico y que tenga un limpia tetina incluido.

  • Escurridor: Por cuestiones de higiene, es preferible contar con un escurridor destinado únicamente para mamaderas y utensilios del bebé.

  • Calentador de mamaderas: Puede resultarle cómodo a varias familias contar con un calentador que descongele la leche y la lleve a la temperatura que le gusta al bebé de manera más rápida y segura.

Comenta