Todo lo que sucede en el primer trimestre de embarazo

¡Felicitaciones! Estás embarazada…. ¿y ahora qué sigue? El primer trimestre puede ser súper emocionante, pero al mismo tiempo es un poco aterrador. Tu cuerpo empieza a cambiar (aunque sea imperceptible a la vista), te sientes diferente, estás llena de dudas y miedos, pero la felicidad y emoción lo superan todo. Para ayudarte a llevar estas primeras 12 semanas con confianza, te vamos a contar todo lo que necesitas saber sobre el desarrollo de tu bebé y los cambios que puedes esperar en ti. 

Probablemente una de las primeras alarmas que te harán sospechar de un posible embarazo es la falta de un período menstrual, en estos casos siempre puedes realizar un test de embarazo casero o visitar a tu médico para resolver esa duda. 

Algunas futuras mamás sentirán que el primer trimestre de embarazo es una montaña rusa de emociones, por eso te contamos qué esperar en este período. Sin olvidarnos que cada embarazo es único y cada mujer puede sentir estos síntomas en mayor o menor medida, ante cualquier consulta no dudes en visitar a tu médico:

  • Cansancio: Tu cuerpo está trabajando mucho preparándose para los cambios que están por venir y los niveles de progesterona aumentan, por lo que puede que sientas más fatiga de lo normal.
  • Náuseas y vómitos: Pueden aparecer en cualquier momento del día, aunque suelen aparecer más seguido en las mañanas, a causa del estómago vacío.
  • Senos sensibles e hinchados: Luego de la concepción y con el aumento hormonal, es probable que se sienta incomodidad, e incluso algo de dolor.
  • Estreñimiento: La cantidad de progesterona en el organismo, sumado a los suplementos de hierro que suelen indicarse en las primeras semanas de embarazo, pueden ralentizar el proceso de descomposición de los alimentos, derivando en estreñimiento, gases e hinchazón.
  • Acidez estomacal: Las hormonas del embarazo que relajan la válvula entre el estómago y el esófago pueden permitir que el ácido del estómago se filtre en el esófago, generando esta incomodidad. 
  • Micciones frecuentes: En este período, probablemente te encuentres teniendo más ganas de orinar que lo habitual. 
  • Otros sintomas que puedes experimentar son: Antojos de comida o aversiones, desvanecimientos, venas más visibles, cambios en la piel y cambios vaginales. 
  • Emocionalmente podrás experimentar todas las emociones posibles…y al mismo tiempo, esto es culpa de las hormonas

Por un lado sentirás y notarás todos estos cambios, pero en tu interior se darán otros tantos sin que puedas casi sentirlos: Tu bebé está empezando a desarrollarse.

En la semana 3 de embarazo se da la fertilización del espermatozoide y el óvulo para formar el cigoto en la trompa de Falopio. En la siguiente semana se da la implantación de éste en el útero. Una vez comenzado el desarrollo de la placenta, que alimentará a tu bebé durante su crecimiento intrauterino, comenzarán a desarrollarse el corazón y sistema circulatorio, los pulmones, intestinos, el cerebro y médula espinal.

Aproximadamente en la semana 7 se puede empezar a distinguir el rostro de tu bebé, y aparecen los brotes de las extremidades. Para la semana 9 deberías poder distinguir no sólo las extremidades, sino también los codos y los dedos de tu bebé. 

A partir de la semana 11, el bebé empieza a denominarse “feto”. Su cabeza ocupa la mitad de su longitud total, pero el cuerpo está preparado para empezar a equiparse. Para la semana 12, la última de este primer trimestre, el rostro de tu bebé ya tiene un perfil más definido y sus intestinos ya están ocupando su lugar en el abdomen. Y como si fuera poco ¡Se empiezan a formar sus uñas!

Aunque el desarrollo del bebé suele seguir un curso predecible, repetimos que cada embarazo es único, y debes visitar a tu médico si tienes alguna duda. 

¡Ya estás un poco más cerca de conocer a tu hij@! Disfruta cada paso en este camino tan especial que es la maternidad. 

Fuentes:

Family Doctor Org.

Mayo Clinic