Madre culposa, no te olvides de ti.

Cada mujer atraviesa la maternidad de distintas maneras, no hay ningún manual que indique cuál es la manera correcta de hacerlo. Cada sentimiento es único, pero sobre todo válido… incluída la culpa. Muchas madres sienten culpa por querer tener un tiempo a solas, con amigas o con la pareja, pero también es importante reconocer la necesidad de dedicarse tiempo a una misma, no sólo como madre, sino como mujer. Por esta razón, hablamos con Cota Díaz (@madres_imperfectas), periodista y mamá de 2 niños, quién combina su experiencia y su profesión, para brindar un espacio de liberación y acompañar a las mujeres en el difícil camino de la maternidad:

Hace pocos días atrás recibí un mensaje de una mamá, llena de culpas, por cierto, porque la habían invitado a un matrimonio. Ella moría de ganas de ir porque llevaba 12 años (si, escucharon bien, 12 años) sin salir solos los dos. 

12 años. La edad de su hijo. Desde que nació que nunca había dejado al hijo para salir con su esposo. 

Madres culposas. 

Ella es sólo un ejemplo de los muchos mensajes de mamás culposas que me escriben a diario. ¿Por qué? Porque no quieren ser juzgadas, porque sienten que ser mamá es sinónimo de postergación y se meten en un espiral de culpas y frustración dando por resultado que no disfruten ni su maternidad como deberían ni su vida, cómo deberían.

Para eso, debemos de sacarnos las culpas de encima y entender que nosotras, las mujeres qué hay detrás de las mamás también necesitamos realizarnos en otros planos y tener un espacio con nuestras amigas o con nuestras parejas. Es justo, es necesario. Tenemos que comprender que estas instancias nos hacen bien porque ya sabemos que Ser mamá es una gran tarea diaria y para criar hijos sanos, primero tenemos que estar bien nosotras. De otra forma, no funciona la ecuación. 

No te olvides de ti. 

Constanza Díaz 

Para esa salida que tanto esperas, no olvides llevar: 

  • Extractor de leche: Este instrumento tiene incontables utilidades para la madre y para el bebé, pero en este caso destacamos la función de darle a las mujeres, la posibilidad de alimentar a sus hij@s con leche materna (alimento recomendado hasta los 2 años) a pesar de la distancia. Utilizar un extractor te dará la posibilidad de dejar un banco de leche para que la persona al cuidado de tu bebé pueda alimentarlo esa noche y, en caso que produzcas mucha leche, podrá aliviar el dolor de pechos, para que puedas disfrutar tu salida. Para una noche afuera, te recomendamos los extractores eléctricos que vienen con batería recargable, de esta manera no necesitarás preocuparte por estar cerca de un enchufe, y el tiempo de extracción será mucho menor que si utilizas uno manual.

  • Bolsas de almacenamiento y contenedores de leche: Disponer de reservas de leche refrigerada es un recurso que te salvará en más de una ocasión, pero sobre todo si tienes planeado salir una noche sin tu bebé, es importante que los días previos te ocupes de extraer leche y almacenarla. 

Las bolsas de almacenamiento son la opción más práctica para llevar en tu noche libre, son muy fáciles de guardar en un bolso, ocupan muy poco espacio, y te dan la posibilidad de no desperdiciar el alimento de tu bebé. En este caso, la leche materna puede conservarse a temperatura ambiente durante aproximadamente 4 horas después de la extracción.

  • Discos absorbentes: Son accesorios que pueden salvarte de algún momento incómodo. Durante la lactancia, es habitual que salgan algunas gotas de leche de los pezones. Los discos absorbentes cumplen la función de proteger la ropa (tanto interior como exterior) de manchas, y de mantener seca la piel para evitar irritabilidad o incomodidad. Son súper prácticos para llevar en tu bolso a donde sea que vayas ¡Ten siempre uno de repuesto!
  • Test de alcohol en leche materna: Después de una fiesta, puedes comprobar si has eliminado el alcohol de tu sistema mediante este dispositivo. Consiste en depositar una muestra de leche en una tira reactiva, que cambia de color a los 2 minutos mostrando el porcentaje de alcohol en la leche. Si el porcentaje es mayor a 0,3 mg/dl, se recomienda esperar por lo menos 1 hora antes de alimentar a tu bebé. Sino siempre es útil dejar una bolsa de leche almacenada para estos casos. 

Empieza la temporada de las fiestas y tu… ¡estás lista para disfrutarlas!

Comenta