Conoce las normas para el traslado de niños en autos en Chile

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los Sistemas de Retención Infantil correctamente instalados pueden reducir entre un 50% y un 80% las lesiones mortales y graves de bebés y niños ante un accidente de tránsito.

Siguiendo ejemplos internacionales, el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, a través de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (CONASET), realizó un cambio a la Ley de Tránsito en marzo de 2016 que protege a los niños y niñas mientras viajan en el auto. La misma dictamina que hasta cumplir 9 años (o estatura de 135 centímetros y 33 kilogramos de peso), los niños y niñas deben ir en un sistema de retención infantil apropiado según su edad, talla y peso. Todo niño menor de 12 años debe ser trasladado  en el asiento trasero de vehículos livianos, utilizando el cinturón de seguridad o algún sistema de retención infantil (SRI) adecuado a su edad, talla y peso.  

La decisión del organismo de gobierno está orientada a aumentar la seguridad para los menores que son movilizados en autos livianos. El ministro manifestó que el cambio busca lograr cumplir uno de los objetivos fundamentales del ministerio, “la protección de la vida de las niñas y los niños de nuestro país”.

 

¿Sabes cuál es la silla apropiada para tu hij@?
Encuentra aquí la silla que corresponde a la contextura de tu hij@

Los primeros años de vida, los niñ@s deben ir en una silla mirando hacia atrás. Es la posición más segura para transportarlos, porque la cabeza es muy pesada y el cuello aún muy débil. Esta recomendación es hasta los 4 años o hasta que la silla lo permita. 

Hay diferentes tipos de asientos que se instalan mirando hacia atrás:

La silla nido su sistema de sujeción asegura al niño con arnés interno y se debe instalar a contramarcha, o sea, mirando hacia atrás.

Silla convertible por lo general tiene un límite de altura y peso mayor para la posición mirando hacia atrás. En ella el niñ@ puede viajar por más tiempo en esta posición que es más segura.

Cuando el niñ@ sobrepase los límites de altura y peso para el cual está diseñado el sistema de retención infantil que mira hacia atrás, debes cambiarlo mirando hacia adelante.

Existen diferentes tipos de Sistemas de Retención Infantil que se instalan mirando hacia adelante:

La silla convertible lleva al niñ@ los primeros años mirando hacia atrás y después se cambia de posición mirando hacia adelante.

La silla combinada se instala únicamente mirando hacia adelante. Primero se utiliza como silla que asegura al niñ@ con arnés interno. A medida que va creciendo, se puede transformar en una butaca lo eleva y lo asegura con el cinturón de seguridad de tres puntos del auto.

Cuando el asiento con arnés interno le quede chico al niñ@, pero siendo aún demasiado pequeño para usar el cinturón de seguridad, lo debes cambiar a:

  • El alzador eleva al niñ@ hasta alcanzar la altura necesaria para utilizar el cinturón de seguridad de tres puntos del auto.
  • La butaca funciona igual que el alzador, elevando al niñ@ para poder usar el cinturón del auto de manera correcta. El respaldo con protección lateral brinda una protección adicional contra impactos laterales.

Multas

El conductor es el responsable de la seguridad de los pasajeros por lo que, si menores de 12 años van en el asiento delantero o niñ@s menores de 9 años viajan sin sistema de retención infantil en el auto y los fiscalizan, se traduce en una multa de 1,5 hasta 3 UTM y la suspensión de licencia entre 5 y 45 días.

Tipos de anclaje para sillas en los vehículos

Todos los vehículos homologados a partir del 26 de marzo 2017, deben contar con anclajes ISOFIX o LATCH para sujetar los sistemas de retención infantil. Son sistemas de anclajes que simplifican la instalación del asiento de seguridad para niños sin necesidad de usar el cinturón de seguridad. Dado que este sistema permite que las sillas de niños se monten de una forma rápida y segura, se reduce considerablemente la posibilidad de cometer errores en la instalación de la silla.

El sistema consiste en dos anclajes inferiores y, en el caso de algunos vehículos, de un tercer punto de anclaje anti-rotación, que al ser usados para instalar un sistema de retención infantil, permite reducir la distancia de desplazamiento de la cabeza en un choque frontal y por lo tanto reducir el riesgo de lesiones cervicales.

Los dos puntos de sujeción inferiores van atornillados o soldados a la carrocería del auto con los correspondientes enganches para el asiento del niño. Las anclas o barras pequeñas se encuentran en uno o varios asiento(s) trasero(s) del vehículo en el espacio entre el respaldo del asiento y el cojín.

Acreditación de sillas

En mayo del año 2016 entró en vigencia un nuevo decreto que hace obligatorio que todos los Sistemas de Retención Infantiles que se comercialicen en Chile cumplan con las normativas de seguridad vigentes en Europa y Estados Unidos. Que el Sistema de Retención infantil posea una de estas dos certificaciones garantiza que estos han sido sometidos a distintas pruebas de testeo, tales como: comportamiento ante impactos, pruebas de volcamiento, resistencia de los broches del arnés, seguridad ante rotación y pruebas de inflamabilidad del material.

Otros temas que te pueden interesar: