Primeros pasos

Los primeros pasos de tu bebé marcan el comienzo de una etapa nueva y hermosa dentro de su vida, es el inicio de su independencia y confianza en sí mismo. 

En general, la etapa previa a la caminata está determinada por el gateo, aunque no todos los niños gatean antes de caminar, así como no hay una edad en la cual empiezan a caminar, sino que cada desarrollo es personal de cada bebé. Por esta razón es necesario destacar la importancia de no apurar ninguna de éstas… cada uno tiene que pasar por su propia experiencia y a su ritmo. Como padre, debes ofrecerle orientación y apoyo, para ellos puedes:

  • Párate detrás de él/ella, toma sus manos y acompaña sus pasos, a tu lado se sentirá más seguro/a
  • Poco a poco, ve alejando los objetos que usa de sostén, para que vaya agrandando las distancias. 
  • Déjalo apoyado en la cama o en la cuna con la espalda recta y apoyada sobre una pared y llámalo para motivarlo a que se levante sólo. 
  • Siempre que lo veas flaquear, ofrécele tu mano para darle seguridad. 
  • Coloca muebles con juguetes a su altura, para que le llamen la atención y pueda tomarlos y guardarlos parado y sin ayuda. 
  • En muchos casos, un correpasillos con ruedas lo ayudará a pararse y a dar pequeños pasos. 

Cuando tu bebé empiece a mostrar señales claras de querer empezar a moverse sólo, y sobre todo cuando empieza a caminar, hay que extremar las medidas de seguridad en casa. Proteger las esquinas de las mesas y muebles que pueden llegar a herirlo en caso de caída, quitar los adornos que están a su alcance, tapar los enchufes y poner cierre de seguridad en puertas y cajones. 

Disfruta de esta etapa en el crecimiento de tu hijo, pero no le quites los ojos de encima, ya que los golpes y las caídas estarán a la orden del día.

Comenta