¿Qué es Baby Led weaning? ¿Es recomendado?

Cada vez son más las familias que se unen al Baby Led Weaning, también conocido por sus siglas BLW, pero aún son muchas las familias que desconocen este método.

Baby Led Weaning se traduce al español como “alimentación complementaria dirigida por el bebé” y es precisamente eso, el bebé es quien dirige el proceso de cambio hacia la alimentación variada.

En el Acta Pediátrica Española, indican que se basa en que sea el propio lactante quien se alimenta llevándose la comida a la boca, en vez de ser alimentado con una cuchara por un adulto.

La Asociación Española de Pediatría (AEP) explica que el bebé hace gestos para hacer sabes cuando tiene hambre y así la mamá lo amamanta, lo mismo ocurre cuando no quiere más que deja el pecho por si solo. “Los bebés amamantados aprenden a regular la cantidad que comen en función de sus necesidades, lo que les protege frente a la obesidad. Además, van probando lo que come su madre y se adaptan en seguida a la comida normal de la familia”, indican.

Por lo que hacen referencia a dejar que tengan sus horarios cuando se trata de alimentos, una vez que se pasa a la alimentación complementaria. “Progresivamente se ha convertido en una tendencia muy bien aceptada por los padres, porque les resulta mucho más sencillo. Así, le van ofreciendo alimentos de los que toma la familia, que el niño coge con su mano y los mordisquea. Aquí no hace falta una persona adulta dando papillas con una cuchara. El resto del tiempo, el bebé sigue tomando el pecho o mamadera”, afirman.

¿Cuáles son las ventajas del BLW?
La Asociación Española de Pediatría indica las siguientes ventajas:

  • Comodidad: el bebé come alimentos que ya hay en la mesa. No hace falta comprar otros, ni guisarlos de modo especial. Come al mismo tiempo que la familia.
  • El bebé se va acostumbrando a las comidas de su casa, de su cultura.
  • Los bebés tienen mucho interés por la comida del plato de su madre, quizá su instinto les dice “si ella lo come, es comestible y seguro que está bueno”.
  • El bebé come a su ritmo, según adquiere habilidades. Esto disminuye muchos conflictos familiares.
  • Se evita el paso intermedio de papillas y purés (aunque no es incompatible).

¿Cuándo iniciar el BLW?

  •  El bebé tiene 6 meses de edad y está sano.
  •  Se mantiene sentado y erguido sin ayuda.
  • Puede tener en la mano un trozo de alimento del tamaño de un dedo y llevárselo a la boca

¿Cuáles son los alimentos que se pueden usar?

  • Verduras cocinadas al vapor o ligeramente cocidas, asadas o fritas. Pueden estar enteras (judías verdes, ramitos de brócoli o coliflor) o cortadas en trozos del tamaño de un dedo (calabacín, zanahoria, calabaza, patata, berenjena, etc.)
  • Frutas y verduras crudas, cortadas en forma de “palitos”,
  • Carne guisada, cocida o a la plancha, cortada en tiras o con una parte larga para poder agarrarlo con la mano.

¿Qué precauciones tener?

Se deben evitar los alimentos duros y pequeños como los frutos secos, las aceitunas, la zanahoria o la manzana crudas para evitar atragantamientos, y siempre acompañarlos mientras comen.

Es importante tener en mente:

  • El bebé sabe cuánta cantidad de comida necesita. No hay que meterle prisa ni obligarle a comer.
  • Es bueno darle el pecho tan a menudo como lo pida.
  • Si toma mamadera, conviene mantener al menos 4-5 tomas al día.
  • Es un método un poco “sucio”, pero menos estresante que el tradicional
  • Favorece la autonomía del bebé, su adaptación a las comidas normales y disminuye el riesgo de sobrealimentación y obesidad futuras

Otros temas que te pueden interesar: