4 mitos sobre el rol del padre

Hoy en día existen muchos mitos sobre la paternidad, algunos están muy interiorizados en nuestra cultura, tal como asumir que hay labores que solo puede realizar la mujer durante la crianza. Por eso, queremos revelar algunos de ellos y así darle valor a las tareas que realizan ambos padres durante el desarrollo de sus hij@s.

“La madre es la figura más importante durante las primeras etapas”

Especialistas de la psicología y otras disciplinas han determinado que el padre también es una figura central para el desarrollo físico y emocional de un niño o niña. Si éste se involucra desde el comienzo (controles prenatales y ecografías), tiene más posibilidades de desarrollar una relación afectiva antes de que el bebé nazca. Una relación obvia para las madres -que sienten los cambios de su cuerpo-, pero no para los hombres.

Los padres no tienen un rol importante durante la lactancia

Es verdad que la lactancia es una labora única de las madres, sin embargo, los padres son fundamentales a la hora de amamantar. En este caso, pueden hacerse parte entregando soporte a la mamá, además de hacerse responsable de cambiar y/o bañar al bebé, tareas fundamentales para mantener su salud e higiene.

El hombre “ayuda” a cuidar a sus hij@s

Hace algunos años se creía que los hombres que realizaban labores de cuidado y crianza de sus hij@s estaban “ayudando” a la madre. Sin embargo, este es un trabajo que corresponde a ambos padres, siendo un gran desafío para poder avanzar en la igualdad de género.

El hombre que trabaja mucho no es un “buen padre”

Muchos asumen que los padres que trabajan mucho, abandonan la crianza y por lo tanto no son “buenos padres”. Esto es un mito, pues siempre existen espacios para desarrollar esta labor junto a sus hij@s, de la misma forma en que podrán encontrar la manera de estar presentes en momentos importantes durante el crecimiento de los bebés.

También puedes leer:

El rol del padre durante la crianza de los hijos

El rol del padre cuando llega el bebé a la casa