La estimulación en los recién nacidos (0 a 3 meses)

Desde recién nacido puedes estimular a tu bebé, para que desarrolle las competencias necesarias que más adelante le permitirán tener un desarrollo emocional, motriz y físico acorde a su edad.

Al comienzo, los bebés son totalmente dependientes, pero la sana dependencia ayuda al bebé a enfrentar los retos y lo desconocido: aprende a confiar.

Por eso, en esta etapa necesita de sus papás para poder explorar el mundo que lo rodea.

Hasta los 3 meses, aproximadamente, el bebé pasa mucho tiempo tumbado. Es una oportunidad para desarrollar una espalda fuerte y piernas rectas.

Algunas posiciones que puedes favorecer:

  • Boca arriba (Sus abdominales se fortalecen).
  • De lado.
  • Boca abajo (en esta postura se tonifican el cuello y la columna. También las piernas se alinean).

Como pasan mucho tiempo en la cuna, estimula sus sentidos con los móviles de cuna, hasta los 3 o 4 meses no pueden fijarse en los objetos, pero perciben movimiento, formas y colores.

Renueva los móviles cada cierto tiempo para que pueda continuar descubriendo.