Semana 34 de embarazo: mis pulmones y sistema nervioso aún no están listos

Durante la semana 34 de embarazo duermo mucho durante el día, pero puedo percibir todo lo que pasa en el exterior, incluso algunos sonidos pueden despertarme.

Mi crecimiento y desarrollo

Ya estoy cerca de los 45 centímetros y peso unos 2 kilos. Esta semana mi piel está mucho menos arrugada gracias a la grasa que he ido acumulando, la que me ayudará a regular mi temperatura una vez que nazca. Mis pulmones y sistema nervioso continúan madurando, preparándose para funcionar apenas conozca el mundo exterior.

Estoy disfrutando la vida intrauterina y duermo mucho durante el día, pero soy capaz de percibir todos los estímulos del exterior. Esto significa que estoy atento a lo que me rodea: música, luces, sonidos o movimientos bruscos, los cuales pueden despertarme y activarme para nadar y jugar.

Al nacer no sabré controlar mi temperatura corporal, por lo que me vestirán y abrigarán según sea necesario. Mi piel será muy delicada, por lo que es necesario que toda mi ropita sea lavada con jabón hipoalergénico y sin suavizante ¡preparen mi mejor tenida!

Cambios en mi mamá

Ya quedan seis semanas para que nazca. Si bien todas las mamás tienen procesos y partos diferentes, a lo mejor la mía puede sentir contracciones más frecuentes, que se rompa el saco amniótico, o tenga flujo con manchas de sangre.

Otras cosas que pueden ocurrirle a mi mamá es que tenga muchos dolores en su espalda, acompañado de dolores del tipo menstrual, esto es un indicio de que el cuello de su útero comienza a dilatarse y que queda poco para que yo llegue. Esto es absolutamente normal, días e incluso semanas antes de mi nacimiento.

Recomendaciones para esta semana

Mi mamá puede sentir calambres en sus piernas mientras duerme. Esto ocurre por la presión que ejerzo sobre diferentes canales nerviosos. Lo mejor es que cambie a otra posición que le sea más confortable para que esto no ocurra, utilizando almohadas para que esté más cómoda.

También puede sentir picazón en su panza. Esto es porque su piel se ha estirado mucho por mi crecimiento. Lo mejor que puede hacer es aplicarse cremas hidratantes e humectantes que le ayudarán a aliviar un poco esta sensación.

Otros temas que te podrían interesar: