Mujer, has dado a luz… bienvenido puerperio

Mujer, has dado a luz. Seguramente estás cansada, seguramente te sientes inmersa en un torbellino de emociones, seguramente te sientes más sensible, seguramente sientes que tus emociones están a flor de piel como nunca antes lo habías experimentado.

Con el paso de los días vas conociendo a tu hijo y también te vas conociendo a ti misma de nuevo: comienzas a descubrirte en tu nuevo rol, te das cuenta de tu fortaleza y fragilidad, de tu capacidad de dar y recibir, de tu capacidad de crear y criar.

Felicidades mujer, te has convertido en madre y te encuentras atravesando tu periodo de puerperio.

Seguramente estando embarazada o una vez que diste a luz escuchaste muchas veces esta palabra, pero ¿qué es el puerperio?

El puerperio es definido como el periodo de tiempo que tarda el aparato reproductor femenino en recuperarse después del parto y se cree que dura alrededor de 40 dias. Si nos detenemos y analizamos esta definición, nos damos cuenta que sólo hace referencia a aspectos físicos, y entonces nos preguntamos ¿qué pasa con todos los aspectos psicológicos y emocionales involucrados en este periodo?

Últimamente se ha incorporado un nuevo concepto, ahora se habla, además de un puerperio físico, de uno psicológico, el que abarca un periodo de hasta 2 años.

En términos psicológicos, el puerperio implica un periodo de transición y otro de adaptación. Existe un cambio significativo en la mujer, ya no es la misma de antes, al dar a luz a su hijo también dio a luz a su nueva mujer a quien debe descubrir y conocer.

También debe enfrentar un periodo de adaptación, ahora juega un nuevo rol dentro de la dinámica familiar, se ha convertido en madre y esto la lleva a vivir situaciones nuevas y desconocidas hasta ese momento. 

Algunas mujeres durante este periodo, plantean experimentar una especie de duelo de la mujer que eran, otras plantean experimentar distintas y diversas emociones entre las que se encuentran, alegria, miedo, angustia, felicidad, temor, inseguridad, amor, tristeza, desconcierto, entre otras.

En términos personales, puedo describir mi puerperio como un periodo de conexión que me ha llevado a un viaje introspectivo el cual me hizo conectar con mi niña interna, con aquellos temores e inseguridades que se encontraban latentes pero que este viaje movilizó.

Quizás a muchas les hará sentido mi reflexión, por una parte nos mostramos cómo mujeres fuertes, potentes, empoderadas, practicas y resolutivas, pero llega el puerperio y nos despoja de esas ropas que ase hemos llevado puestas, nos desnuda, y frente a nosotras vemos esa mujer, esa niña que había estado ahí en aquel rincón olvidada, que la conocemos bien, que es alegre pero a la vez melancólica, que disfruta de las cosas nuevas pero a la vez teme a lo desconocido y que por sobre todo necesita protección, contención y apoyo.

Mujeres, no le tengamos temor a este viaje, no le temamos al puerperio, es un proceso que como mujeres viviremos al dar a luz, saquémosle provecho a este, conectemos con nuestras emociones, aprendamos a reconocerlas a vivirlas y elaborarlas, enfrentemos nuestros temores e inseguridades, veamos lo nuevo y lo desconocido como un desafío, como un periodo de crecimiento y desarrollo personal. Sin embargo, si estas emociones están siendo mayoritariamente negativas, se presentan la mayor parte del día y se extiende por un periodo mayor a 20 o 30 días, sería recomendable consultar con un profesional, es probable que necesites ayuda para llevar de mejor forma este periodo.

Por último, a todas las mujeres que se encuentran viviendo su puerperio y les está costando disfrutar les envio a la distancia mucha paciencia, no desesperen ya llegará el momento en que empezarán a disfrutar de su querido hijo y del maravilloso proceso que es la maternidad, de a poco se irán a adaptando a esta nueva vida. Y a todos aquellos que conocen a una mujer en periodo de puerperio los invito a ofrecer su ayuda, brindar un abrazo o simplemente escuchar, las mujeres en este periodo necesitamos de mucho apoyo y contención .

Con cariño y amor para todas las madres en estado de puerperio.

Otros temas que te pueden interesar: