Juguetes sin estereotipos: ¿a favor o en contra?

McKenna Pope, tenía 13 años cuando inició una activa campaña porque a su hermano de 4 años le gustaba jugar a la cocina y no encontraba un horno de juguete que fuera de un color distinto al rosado o morado y que apareciera un niño en lugar de solo niñas en las cajas y en los comerciales.

A través del portal change.org, logró conseguir más de 45 mil firmas y así pedir a la empresa de juguetes Hasbro que fabricara una versión unisex.

Así comenzó una enorme campaña por la igualdad en los juguetes que la ha llevado a dar conferencias por todo el mundo.

Por otro lado, Elizabeth Sweet, estudiante de Doctorado en sociología en la Universidad de California, realizó una investigación sobre los juguetes, en la que pudo evidenciar que en la década de 1970 se comenzaron a hacer publicidades en las que los juguetes eran unisex, pero a partir de 1995, la publicidad de juguetes volvió a ser de género.

“Tanto niños y niñas necesitan lo mismo para su desarrollo y educación”, así lo afirma María Carmen Martínez- Reina quien en su estudio “Estereoptipos de género en el juego y en el ocio tecnológico interactivo“, asegura que una muñeca no debe ser vista como un juguete femenino sino como una herramienta para desarrollar aptitudes humanitarias, por ejemplo.

Jueguetería rompiendo con los estereotipos

Toy Planet, una juguetería en España, es un ejemplo de cómo las empresas comienzan a cambiar ciertos patrones. Desde hace unos años, esta juguetería ha publicado sus catálogos y pretende alejarse de las diferencias entre productos para niños y niñas. Entendiendo que cada persona es diferente, los niños eligen sus juguetes basados según sus gustos y no según su sexo. La iniciativa de la empresa empezó cuando recibieron solicitudes de familias quejándose de la oferta de juguetes que divide sus catálogos para niñas y para niños.

Según indica la AAP (Academia Americana de Pediatría) los niños deben sentirse cómodos y a gusto consigo mismos, y no se debe forzar a los niños en un molde actual o tradicional de la conducta de género. Lo mejor es ayudarlo a alcanzar su pleno potencial sin preocuparse si los intereses o cualidades del niño coinciden con los roles definidos por la sociedad.
Invitamos a ver este video con algunas imágenes del catálogo de Toy Planet, así como de otras empresas que se han unido a la iniciativa.

Otros temas que te pueden interesar: 

Comenta