¿Cuáles son los factores predisponentes para desarrollar una dermatitis atópica en niños?

En época en que la radiación solar es más potente, podemos observar más enrojecida algunas zonas de la piel, que debemos tener en cuenta si sucede de manera constante.

La pediatra de Clínica Vespucio, Dra. Gema Pérez, asegura que hay personas que por predisposición genética o agentes ambientales desarrollan una barrera inmune deficiente que los hace más sensibles a padecer alergias.

En los niños, la alergia más común se denomina Dermatitis Atópica o Eccema cutáneo, enfermedad crónica que produce enrojecimiento, irritación, picazón (prurito) y en algunos casos lesiones cutáneas que se podrían sobre-infectar.

En este contexto, la pediatra de Clínica Vespucio, explica que: “los menores en general deben ser abordados de manera integral debido a que están un poco más condicionados a hacer diferentes patologías secundarias por la deficiente barrera de inmunidad que poseen”.

Los principales factores que predisponen a una Dermatitis Atópica son:

  • Asociado a alimentos y fármacos: muchos de estos pacientes desarrollan secundariamente a la dermatitis atópica, enfermedades gástricas por alimentos procesados, uso de colorantes y otras sustancias.
  • Por contacto: estos pacientes generalmente son más sensibles a alérgenos y al contacto con metales, sustancias tóxicas, contaminantes, al pasto y polvo en suspensión. Por lo general se manifiesta con enrojecimiento mayor, pruritos, irritación, ampollas o lesiones cutáneas con heridas. También con productos de aseo como detergentes para la ropa,  jabones, shampoo, cremas o perfumes.
  • Factor psicológico: las alergias a la piel producen mucha picazón durante todo el día y noche. Esta situación, según la pediatra de Clínica Vespucio, puede estar asociada a cuadros de estrés, fatiga y trastornos del sueño, por lo tanto, el menor puede presentar mayor irritabilidad, cansancio y déficit atencional con o sin hiperactividad. Si esta condición persiste, tras el manejo adecuado de la Dermatitis atópica es necesario recurrir a un control.
  • Condiciones ambientales: la especialista sostiene que se debe evitar exponer a los niños por períodos prolongados a lugares al aire libre con mucho sol de frente o, de lo contrario, hay que aplicarles protector solar (en mayores de 6 meses, de marcas especiales para pieles sensibles o atópicas) y usar ropa con protección UV.  También aconseja no frecuentar sitios con árboles que expelen mucho polen y cuando se hace aseo en la casa, lo ideal es que no tengan contacto con materiales que acumulen polvo y ácaros; ideal que no duerma con los peluches o lavarlos frecuentemente.

La pediatra de Clínica Vespucio, Dra. Gema Pérez aportó información valiosa para desarrollar este artículo.

Otros temas que te pueden interesar:

Comenta