¿Por qué y hasta qué edad deben ir los niños en contramarcha en su silla para auto?

Una de las primeras recomendaciones que se dan cuando estamos cerca de recibir a un nuevo bebé es llevar una silla para auto a la clínica o al hospital. Se enfatiza en que la silla debe ir orientada en contra de la marcha del auto. ¿Te has preguntado por qué?

Los especialistas recomiendan que este sea el modo de viaje de los pequeños, al menos hasta los dos años de edad o hasta que alcancen un peso de 10 kg

El portal Chile Crece Contigo afirma que durante los primeros dos años de vida, la mayor parte del peso de los niños está en la cabeza, la que llega a medir un cuarto de su altura. Los niños de esta edad no tienen la capacidad de sostenerla por sí solos. Es por esto que es primordial que el niño vaya orientado en sentido contrario a la marcha para evitar que su cabeza se proyecte hacia adelante en caso de impacto. De este modo, la silla infantil absorbe el golpe y se evita que el pequeño tenga lesiones cervicales.

Te dejamos algunos consejos útiles para que puedas instalar la silla en la posición correcta sin problemas:

  • Lo más importante es siempre leer el manual del auto y de la silla de seguridad
  • Colocar los arneses del asiento orientado hacia atrás en las rendijas ubicadas a la altura o debajo de los hombros de su bebé
  • Asegurarse que la silla esté instalada firme con el sistema de anclaje
  • Nunca colocarla en el asiento delantero de un vehículo
  • Asegurarse que esté en el ángulo correcto para que la cabeza del bebé no se proyecte hacia adelante
  • Si las piernas del bebé tocan el respaldo del asiento, no hay problema; ellos pueden doblarlas fácilmente con poco riesgo de lesiones, según la AAP.
  • Recuerda que el lugar más seguro para ubicar la silla es en el medio del asiento trasero.

Otros temas que te pueden interesar: