¿Cómo identificamos una nutrición adecuada al seno materno?

Habitualmente, los recién nacidos bajan un poco más del 7% de su peso corporal durante la primera semana postparto. Si el bebé experimenta una pérdida de peso de más del 10% advierte la necesidad de recibir asesoría por parte de un profesional de la salud o consultor de lactancia debidamente capacitado de manera de poder evaluar el aporte de leche para el bebé con el objetivo de brindar un soporte idóneo para mantener la lactancia materna.

Indicadores de una nutrición incorrecta:

  • El bebé se vuelve somnoliento.
  • No manifiesta capacidad de respuesta ante estímulos.
  • Presenta un llanto débil y orina con poca frecuencia.
  • Su orina es concentrada y sus evacuaciones poco frecuentes.
  • Presentar retraso en el crecimiento.

Respecto a este punto en especial, ¿Cómo podemos reconocer un retraso en el crecimiento en un bebé?

Causas maternas:

  • Producción deficiente: debido al ingreso inadecuado de calorías por parte de la madre.
  • Descenso deficiente: debido a la ingestión de fármacos o cigarrillo.

Causas infantiles:

  • Consumo deficiente: debido a una succión inadecuada o demasiado tiempo entre cada alimentación.
  • Enfermedad: presencia de vómitos, diarreas o infección.
  • Necesidades de energía incrementadas: debido a un defecto cardíaco congénito o enfermedad cardíaca congestiva, recién nacido pequeño para la edad gestacional (PEG), entre otros.

Indicadores de una nutrición óptima:

  • Durante el quinto a séptimo día postparto el lactante moja su pañal aproximadamente 6 veces al día.
  • Presentan entre 3 a 4 evacuaciones amarillentas por día durante este período.
  • Su orina es de color amarillo pálido y se encuentra diluida.
  • Sus heces son inconsistentes y sucias pues algunas partículas se encuentran en las deposiciones.
  • Los bebés aumentan de peso paulatinamente, se mantienen alerta y despiertos a su alrededor.
  • Su capacidad de respuesta es positiva y se desarrollan de manera normal.

Como hemos mencionado anteriormente es aconsejable que los bebés que presentan un incremento de peso lento se alimenten de un seno hasta que este se vacíe o deje de comer en vez de cambiar al bebé a la otra mama, esto permitirá que él bebe reciba la leche intermedia la cual es rica en grasa y calorías esenciales para su desarrollo.

Otros temas que te pueden interesar: