¡Enseña a tus niños a manejar la frustración!

Es difícil manejar la situación cuando  nuestros niños sufren al darse cuenta que no todo es como ellos lo desean. Es en ese momento donde conocen la frustración, se sienten engañados, hundidos y pasan de la rabia al llanto.

La frustración es parte de la naturaleza humana, por ende, es un error aislar a los niños de este sentimiento ya que eso les podría causar daño emocional en el futuro.

Imagínate, ¿qué pasará con un niño que nunca tuvo normas, límites ni retos? Seguramente se le hará muy complicado sentir alegría o satisfacción.

Pero ¿qué podemos hacer para ayudarlos a canalizar su frustración? Como siempre, aquí te damos algunos tips:

  • ¡No te dejes ganar!

Típico ¿quién no lo ha hecho? Para ahorrarnos un escándalo muchos hemos dejados que nuestros hijos nos ganen en los juegos. Desde ahora hazles un favor ¡no te dejes ganar!, además de acostubrarse a que “dejarlos ganar” es una obligación, cuando tus niños se enfrenten al mundo, les costará ser empáticos y compartir con los demás. Enfócate mejor en enseñarles que los juegos son para divertirse y pasar un buen momento.

  • ¡Tú puedes!:

Enseña a los niños que la frustración no es un sentimiento negativo y que no es necesario reaccionar de forma violenta. Demuéstrales que no es malo no alcanzar su objetivo al primer intento y anímalos para que lo vuelvan a intentar.  Eso los motivará y subirá su autoestima.

  • No los retes:

El refuerzo positivo es la mejor medida ante la adversidad. Si retas a tus niños en su momento de frustración se sentirán incomprendidos y humillados ¡Déjalos que se expresen y luego, cuando estén más tranquilos conversa con ellos!

No eres mal padre o mala madre si dejas que tu hijo se tropiece y levante solo. Déjalo que haga el intento por conseguir sus metas, que te ayude en casa aunque se equivoque y déjalo fracasar porque es la única manera de que aprenda lo bello que es esforzarse y lograr una meta.
¡Vas a ver en el futuro cómo valdrá la pena ayudarlos!

Otros temas que te pueden interesar: