Pokemon Go: El juego en tiempo real que arrasa en Chile

Pokemon Go es un juego de aventura de realidad aumentada en el cual debes atrapar diversas criaturas pertenecientes a la saga Pokemon que se encuentran escondidos en distintas ubicaciones del mundo real.

El objetivo del juego es simple: hay que desplazarse por las ciudades para progresar y encontrarlos a todos. A su vez, puedes luchar utilizando los Pokemon en gimnasios que se encuentran en distintos puntos en el mapa con otros usuarios de la aplicación.

En estos años de vertiginoso avance tecnológico, es frecuente encontrarnos con pequeños que pasan días enteros frente a una pantalla sin tener la motivación de movilizarse a los espacios exteriores, lo que, naturalmente, despierta la preocupación de los papás.

Pokemon Go hace todo lo contrario, incentiva a las personas a tener contacto con el mundo externo, haciéndonos recorrer largas distancias a fin de capturar la mayor cantidad de criaturas posibles.

A su vez, logra que la gente vaya conociendo distintos puntos de su ciudad a los cuales probablemente ni siquiera se acercarían si no fuera por esta aplicación.  Por esto, este quizás sería un juego que ayudaría a combatir la obesidad infantil en nuestro país, dado que obligaría a los usuarios a ejercitarse caminado a los distintos lugares de interés.

Sin embargo, podemos visualizar peligros altos en torno a esta tendencia: al ir los niños concentrados en encontrar estos animalitos hallándose inmersos completamente en esta realidad aumentada, dejan de estar atentos a lo que realmente está pasando a su alrededor tomando riegos que no son necesarios, como lo son, cruzar la calle sin mirar, chocar con diversos objetos, tropezarse, entre otros, los cuales podrían concluir en graves accidentes.

¿Cómo es esto?

Cuando jugamos nos relacionamos con otros para y por el juego, es decir si el juego desaparece, desaparece toda relación. No estaríamos fomentando las habilidades interpersonales, que son un aspecto imprescindible en la vida, sino que estaríamos interactuando con un otro como objeto sin sentimientos, historia y deseos.

El otro me serviría a mí para cumplir mis objetivos, generándose una dinámica probablemente narcisista, en donde el otro importa solamente en la medida que me beneficia.

Es así como en definitiva las personas se pueden ir aislando socialmente priorizando interacciones virtuales con otro que se alejan de lo que significa una real, en la que el otro importa como individuo único y particular con características específicas.

Por todo lo anterior, les dejamos algunos tips a fin de proteger de la mejor manera posible a nuestros hijos:

  • Estar atentos a ellos. Vigilarlos en todo momento cuando salgan a recorrer las calles, recordando todos los peligros que existen dentro de éstas.
  • Evitar en la medida de lo posible que recorran solos la ciudad.
  • Limitarles el tiempo de uso de esta aplicación, dejando espacios donde ellos puedan tener una interacción real con el mundo que los rodea.
  • Enseñarles a priorizar las relaciones con otro que está presente, por sobre las que se generan con un otro virtual.
  • Evitar que utilicen dinero en esta aplicación, ya que esto a su vez estaría aumentando su adicción.

Por último, los invitamos a reflexionar en torno al siguiente cuestionamiento ¿Queremos que nuestros hijos vivan y se desarrollen en un mundo virtual o en un mundo real?

Para consultas o en caso de querer solicitar hora para atención psicológica, no duden en escribirme a ps.isidoradelsol@gmail.com o a (+569) 42414737

Otros temas que te pueden interesar:

Foto: Randy Miramontez / Shutterstock.com