La estimulación como refuerzo del vínculo emocional

Estimulación temprana significa una repetición sistémica y secuencial que refuerzan las áreas neuronales de un bebé.
Durante este proceso, se logra potenciar el desarrollo motriz, cognitivo social y emocional del bebé, respetando el desarrollo individual de acuerdo a sus propias capacidades.

Lo más importante en la estimulación es que cada bebé viva de manera libre y sin presión cada actividad o ejercicio, como así también que los padres no se sientan obligados, ni estresados al no ver avances significativos o rápidos.

Nunca hay que forzar a los hijos a realizar una actividad para la que no está preparado, independiente que corresponda a su edad. Respetar los ritmos es fundamental.

Muchos padres, sólo utilizan la estimulación temprana en base al desarrollo motriz, pero no sacan provecho del vínculo emocional que se puede lograr, ya que sólo con el acto de tocar, abrazar y mirar al bebé se está generando un tipo de desarrollo o estimulación.

Reforzar el vínculo afectivo y emocional por medio de los masajes y estímulos sensoriales genera beneficios inigualables para los menores. Por ello, si los padres estimulan el lado emocional, lograrán que las actividades de desarrollo motriz, la concentración e incluso el lenguaje tengan resultados positivos y significativos para el crecimiento del bebé.

Si la mamá o papá toman optan por la estimulación temprana, deben estar conscientes que es un trabajo que requiere dedicación día a día y mucho equilibrio personal. Esto principalmente porque hay que observar las necesidades, deseos, inquietudes, avances, retrocesos del bebé.

El trabajo debe ser integral, tanto física como intelectualmente, es decir, la estimulación temprana debe circular por todos los caminos: físico, intelectual, emocional, etc.

Algunos ejemplos:  

  • Respetar el tiempo de respuesta: elegir un momento tranquilo para jugar con él. Evitar jugar cuando el bebé está cansado y sobrecargarlo de tareas y de estímulos.
  • Elegir objetos seguros, ya que los bebés no controlan la fuerza o no tienen la coordinación suficiente para evitar accidentes.
  • Los juegos deben ir acompañados por canciones, palabras y sonrisas.
  • Aprovechar el momento del baño para dar un masaje al bebé o niño.
  • Usar música en diferentes actividades, ya sean paseos en el auto, al comer, entre otros. Lo importante es colocar la música adecuada, por ejemplo, si es la hora de dormir, se debe elegir una música tranquila.
  • Incentivar la lectura a través del conocimiento y reconocimiento de libros.  Para bebés hay de diferentes texturas y materiales como tela, plástico, entre otros.

Otros temas que también te podría interesar: