Cerebro y su plasticidad

Nuestro cerebro está formado por células que son fundamentales: las neuronas, las cuales están especializadas en la recepción y transmisión de información, regulan todos los movimientos de cada músculo, reciben y procesan los estímulos que envían los sentidos y los coordinan para funcionar como un todo. Condicionan la inteligencia, almacenan la memoria, se adaptan para el aprendizaje y regulan el funcionamiento de todos los órganos y glándulas del cuerpo, ya sea a través de sus conexiones nerviosas o mediante la producción de hormonas.

Cada una de estas neuronas está conectada a miles de otras neuronas formando redes extremadamente complejas. De estas conexiones depende nuestra memoria, el habla, el aprendizaje de nuevas habilidades, el pensamiento, los movimientos conscientes y todo el funcionamiento de nuestra mente. Estas conexiones se conocen como sinapsis y se desarrollan y modifican a lo largo de la vida de acuerdo al aprendizaje y a las experiencias de la persona. Esta capacidad del cerebro de formar nuevas conexiones neuronales es llamada Neuroplasticidad o Plasticidad Neuronal.
Las últimas investigaciones en el campo de la neurociencia insisten en el profundo impacto que tienen las experiencias tempranas sobre la evolución y la capacidad del sistema nervioso. El cerebro del niño se cuadruplica en peso entre el nacimiento y los 6 años. Esto depende, entre otros factores funcionales, de la estimulación de la que ha sido objeto.

Es por este motivo que la Estimulación Temprana es tan importante.

Los bebés reciben información de diversos estímulos a través de los sentidos, día y noche. Si estos estímulos son escasos o de pobre calidad, el cerebro tardará en desarrollar sus capacidades o lo hará de manera inadecuada. Por el contrario, al recibir una estimulación oportuna, el infante podrá adquirir niveles cerebrales superiores y lograr un óptimo desarrollo intelectual.

En la etapa comprendida entre los 0 y 3 años de edad, la neuroplasticidad tiene una velocidad y eficiencia que no se repetirá en el resto de la vida y que definirán las habilidades y potencialidades que el niño desarrollará en la etapa adulta. La Estimulación Temprana se lleva a cabo en esta etapa considerada como “período de oportunidades” para toda persona, ya que el cerebro no sólo es especialmente receptivo de información, sino que además necesita de ella para lograr apropiadas conexiones neuronales.
El objetivo de la Estimulación Temprana es desarrollar al máximo las capacidades físicas, cognitivas y socio-afectivas de los niños, sin compararlos ni presionarlos y por ningún motivo acelerar sus procesos de crecimiento.

Los estímulos verbales, socio-afectivos, visuales y auditivos orientan y conducen proceso de conexiones neuronales que van a permitir un aprendizaje normal. En este período se adquieren con mayor facilidad los distintos tipos de conocimiento y habilidades, y por lo tanto la base de los diferentes tipos de competencias con que las personas podrán desarrollarse durante la vida.

Otros temas que te podrían interesar: 

Equipo Ludocori 
Centro que ofrece programas y un espacio familiar, para contribuir al desarrollo de niños y niñas, desde  y para la motricidad el juego y la expresión.
Empresa familiar que ofrece un espacio innovador para el desarrollo motriz de los niños. Este espacio fue creado por profesionales de la actividad física, la kinesiología, el diseño y el teatro. Está dirigido a todas las edades y etapas del desarrollo, con particlar énfasis en los primeros meses de vida.
El principal objetivo de Ludocori es colaborar en el desarrollo de niños y niñas autónomos, felices, capaces de convivir con sus pares y responsables con su entorno.
Facebook/Ludocori.juegos 
www.ludocori.cl 
Dirección: Clorinda Henriquez 297 la reina

Fono: +569 76242443