Cómo alimentar a un niño con alergia alimentaria

Las alergias alimentarias suelen desarrollarse en los niños a partir de los 6 meses, cuando se comienzan a introducir otro tipo de alimentos a su dieta. Desde ese momento es importante ir incorporando los alimentos de manera paulatina, y aquellos que tienen más riesgo de producir efectos adversos deben integrarse al último.

¿Qué es una alergia alimentaria?

Una alergia alimentaria es una respuesta del sistema inmunitario frente a un alimento. Los síntomas son variados, y pueden ir desde comezón hasta vómitos, e incluso teniendo consecuencias fatales como fallas respiratorias. Estos pueden aparecer en minutos o un par de horas luego de haber ingerido el alimento.

Entre los productos que comúnmente suelen provocar alergias en los niños se encuentra la leche de vaca, los mariscos, pescados, frutos secos y el huevo. Para asegurarse de que estos no afecten el sistema inmunitario de los niños, lo mejor es que sean los últimos alimentos en ser incorporados en su dieta, además de hacerlo de forma paulatina, para ir viendo cómo reaccionan.

¿Cómo saber si el niño es alérgico?

La única forma de saber si un niño es alérgico es que pruebe el alimento y presente una reacción. Luego se puede consultar con un especialista para que practique un examen para así determinar qué es lo que concretamente le está provocando esta reacción.

A partir de ese momento, los papás deben ser muy cuidadosos con lo que comen sus hijos, y leer atentamente las etiquetas de información nutricional de lo que los niños consumen. Cuando se deba comer fuera de la casa, es fundamental consultar si lo que pedirán los niños puede ser potencialmente peligroso. En esos casos, lo mejor es optar por comidas sencillas que no causen mayores riesgos.

¿Cómo alimentar a un niño alérgico a la leche de vaca?

Los niños que son alérgicos a la leche de vaca se ven restringidos en una gran cantidad de alimentos. Cuando son muy pequeños, probablemente no podrán optar por leches vegetales, pues no contarían con el mismo aporte nutricional que la leche de vaca, pero a medida que van creciendo, se puede incorporar leche de soya o almendras, por ejemplo.

Existen leches de fórmula especiales para niños más pequeños que presenten este tipo de alergias, y lo mejor es preguntar al pediatra cuál es la más recomendable de acuerdo a sus necesidades.

Este tipo de alergia hace que los niños deban evitar todo tipo de leches y cremas hechas a base de leche de vaca; yogures, flanes, quesos, mantequillas, helados, batidos; así como productos que potencialmente puedan contenerla: queques, tortas, pasteles, galletas, chocolates y dulces con leche, y papillas envasadas para bebés.

Se deben preferir alimentos hechos a base de vegetales, como margarinas vegetales, leches de soya o almendras, chocolates puros solo a base de cacao, repostería hecha sin leche de vaca, entre otros.

¿Qué hacer con los niños alérgicos al huevo?

Lo más probable es que los niños alérgicos a este alimento deban evitar una serie de comidas que puedan contenerlo en su composición, como: caramelos, golosinas, repostería, salsas, gelatinas, cereales, fiambres o embutidos. Puede estar en algunas comidas bajo otro nombre, por eso es importante que los papás investiguen qué otra denominación recibe, para así saber qué elegir cuando se vaya de compras.

Estos alimentos pueden ser reemplazados por comida para veganos, que en su composición no utiliza nada de origen animal.

¿Qué darle de comer a los niños alérgicos al pescado?

Usualmente, los niños alérgicos al pescado reaccionan a todas sus variedades, e incluso mariscos. Lo mejor es que eviten este tipo de alimentos, así como el contacto  con cualquier cosa que haya sido manipulada y que puede haber estado en contacto con este producto.

La proteína del pescado se puede reemplazar por otras carnes como pollo, vacuno, cerdo, o pavo. Además, la proteína vegetal también tiene una serie de propiedades beneficiosas para los niños, y existe una gran variedad de productos que pueden ingerir y que se pueden preparar de muchas formas: soya, lentejas, arvejas, porotos, y garbanzos, entre otros.

¿Que dar a los niños alérgicos a los frutos secos?

Como con cualquier tipo de alergia, los menores deben evitar comer y el contacto con estos alimentos para evitar cualquier reacción. Estos pueden venir en muchos productos, por eso es importante que lean bien las etiquetas de las cosas que se compren para la casa.

Existen varias alternativas saludables que pueden consumir los niños para mantenerse igual de saludables: vegetales, verduras, legumbres, cereales, y aceite de oliva. Estos entregan, al igual que los frutos secos, vitamina E, ácido fólico, fibra, magnesio, esteroles vegetales, encargados de disminuir las concentraciones de colesterol en la sangre.

Siempre es bueno consultar con el pediatra en caso de tener dudas sobre qué dar de comer a los niños, o si no están consumiendo lo que necesitan para tener un correcto crecimiento y desarrollo, y una dieta balanceada con alimentos de todos los tipos.

Otros temas que te podrían interesar: