Enfermedades que pueden impedir un embarazo

Tanto en el hombre como en la mujer, existen una serie de enfermedades que pueden afectar la fertilidad y dificultar el proceso de conseguir un embarazo. Si no se tienen resultados positivos después de haberlo intentando por un tiempo, lo mejor es consultar con un especialista, quien teniendo a mano el historial médico de ambos, podrá determinar si el padecimiento de alguna afección influye en lograr la gestación.

¿Qué enfermedades pueden afectar la fertilidad de la mujer?

  • Diabetes: Esta puede afectar la fertilidad debido a los cambios hormonales que genera. Su control riguroso desde su detección puede ayudar a evitar este tipo de problemas. Algunos de los riesgos asociados son: malformaciones en el feto, abortos espontáneos, partos prematuros, entre otros.
  • Enfermedades tiroideas: Debido a los cambios hormonales, la actividad regular de la tiroides también se ve afectado. Influye en la producción de estrógeno y progesterona, hormonas encargadas de del funcionamiento regular de los ovarios y la maduración de los óvulos.
  • Cirugías abdominales de cualquier tipo: Por ejemplo, operaciones como la de la apendicitis puede causar que las mujeres tengan más incidencia en la obstrucción de las trompas uterinas  en comparación a aquellas que no se han sometido a este procedimiento.
  • Cirugías de carácter ginecológico: Este tipo de procedimientos manipula los tejidos involucrados en un embarazo, lo que los predispone a la formación de adherencias o aumentar todo tipo de disfunciones en las trompas.
  • Obstrucción tubárica: Cuando las trompas uterinas se encuentran bloqueadas se dificulta el paso de los espermatozoides para fecundar al óvulo. Esto ocurre debido a enfermedades de transmisión sexual como la clamidia.
  • Endometriosis: Es el crecimiento anormal del tejido del útero fuera de este. Puede provocar, además de problemas para lograr un embarazo, infecciones y muchos dolores en la zona abdominal, especialmente durante la menstruación.

¿Qué enfermedades pueden afectar la fertilidad masculina?

  • Diabetes: Esta enfermedad también provoca problemas en la fertilidad masculina, incluso en pacientes que la tienen controlada. Diferentes estudios presentados en el Congreso de la Sociedad Europea de Embriología y Reproducción Humana dieron a conocer que esta afección puede provocar malformaciones en el feto, además de generar fallos en la concepción, entre otros.
  • Enfermedades tiroideas: Afectan los niveles hormonales, lo que influye directamente en la producción de espermatozoides. Un tratamiento adecuado restablece inmediatamente la fertilidad.
  • Enfermedades crónicas respiratorias: Este tipo de afecciones están asociadas a problemas en el flagelo (o cola) de los espermatozoides.
  • Insuficiencia renal y trastornos hepáticos: Estas también provocan problemas en la cola de los espermatozoides, lo que les dificulta llegar apropiadamente al lugar donde deben fecundar el óvulo.
  • Inflamación testicular, u orquitis: Puede provocar daño en los testículos, afectando así la producción de espermatozoides, perjudicando su número y movilidad.
  • Fiebre excesiva: Esto puede afectar la producción de espermatozoides por períodos incluso de 6 meses.
  • Obstrucción tubárica: Esta puede provocar inflamación en la próstata, el epididímo y la uretra, lo que afecta la producción de espermatozoides.
  • Varicocele: La alteración en las venas de los testículos también puede generar bajo conteo de espermatozoides, además de afectar su movilidad.
  • Descenso incompleto de los testículos: Cuando estos órganos quedan retenidos mientras están bajando a su posición normal puede afectar la producción de espermatozoides.

¿Qué hacer en caso de padecer alguna de estas enfermedades?

Si una parte de la pareja, o ambas, padece o padeció alguna vez una de estas enfermedades, lo mejor es informarle al médico tratante antes de buscar un embarazo, puedes puede ser una casa para tener problemas para conseguirlo.

Muchas de estas afecciones se pueden solucionar con facilidad, mientras que otras van a requerir de un tratamiento complementario de fertilidad, dependiendo de la gravedad de la misma, y cuánto haya dañado los órganos que participan en el embarazo.
Otros temas que te podrían interesar: