Vacunación para prevenir la influenza

En la época previa al invierno se da inicio al proceso de vacunación preventiva de la influenza AH1N1, AH3N3 y tipo 3.

En una primera etapa prioriza a niños, enfermos crónicos, adultos mayores y embarazadas, además de los que asisten al sistema de salud público y privado.

La influenza es una enfermedad infectocontagiosa que se transmite desde una persona enferma al toser, estornudar o mediante gotitas. Esta infección viral causa síntomas como: fiebre mayor a 38.5º C, dolores musculares, dolor de garganta, tos y dolor de cabeza, los que pueden extenderse hasta por 14 días.

El doctor  Werner Jensen, infectólogo,  explica algunos mitos y verdades sobre la vacunación, que es esencial para prevenir esta enfermedad.

Para evitar que usted, su familia, los pacientes y las personas del sistema de salud adquieran la influenza, es muy importante la vacuna, que nos protege entre un 70 % a un 90 %.

“Esta inmunización tiene efectos secundarios muy leves y de corto plazo. Entre ellos está el enrojecimiento o aumento de volumen en el sitio de punción, ronquera, enrojecimiento y picazón en los ojos, fiebre menor y dolores musculares.

Estas reacciones son normales, se pueden presentar poco tiempo después de la vacunación, y duran 1 o 2 días”, agrega el doctor Jensen.

El Infectólogo detalla que esta vacuna está constituida por partículas de virus inactivos (muertos), por lo cual las personas no se pueden enfermar de influenza con ella, pero si protegerse.

El doctor Werner Jensen, infectólogo de la Clínica Ciudad del Mar aportó información valiosa para desarrollar este artículo.
Otros temas que te podrían interesar:

Comenta