La importancia de la higiene genital en los bebés

La higiene genital es algo por lo que se preocupan muchos padres primerizos, pues no saben cómo limpiar la vagina, el pene, o el ano del bebé.

La falta de aseo en estas zonas podría generar alguna infección, por lo que es importante que los papás aseen el área con delicadeza y cuidado.

Una de las principales razones por las que los bebés sufren de infecciones es no limpiar inmediatamente sus deposiciones. Esto, sobre todo durante los primeros meses sus heces son más líquidas, y se introducen en los pliegues.

En el caso de las niñas, no es necesario abrir sus genitales para limpiar, y basta con que esté todo el exterior libre de restos de heces y orina. Así como en todas las mujeres, se debe limpiar de adelante hacia atrás, para evitar posibles infecciones a causa de las heces.

En el caso de los niños, es importante limpiar bien los restos de orina para evitar coceduras en el pene, pues la orina se esparce por todos lados. Es importante limpiar debajo, y no es necesario retraer ni asear la piel del prepucio.

Eso se puede hacer durante el baño, pues es más fácil. Cuando esté todo limpio y seco se aplica la crema protectora en el pene, testículos, alrededor del ano y los pliegues.

El pañal se debe cambiar cuando el niño haya hecho sus necesidades. Al comienzo será más frecuente porque hace pipí y caquita más seguido; con el tiempo las mudas se irán espaciando.

Otros temas que te podrían interesar:

Comenta