Intoxicación alimentaria en niños y el cuidado posterior

Una de las cosas más importantes a tener en cuenta cuando un niño se intoxica con alimentos, es el cuidado posterior: mantenerlo bien hidratado, sobre todo si vomitó mucho o tuvo diarrea, y que descanse lo suficiente.

Esto ocurre cuando el menor ingirió algo que contenía bacterias, virus, parásitos o toxinas que infectaron la comida.

Si bien no son extremadamente graves, los papás deben tener mucho cuidado, y consultar con un médico si su hijo:

  • Vomita por más de 12 horas.
  • Tiene diarrea y fiebre de más de 38 grados.
  • Dolor de estomago intenso, que no desaparece luego de la evacuación.
  • Deposiciones o vómitos con sangre.
  • Latidos cardíacos acelerados.

Es fundamental que los papás manipulen correctamente los alimentos y líquidos que el niño va a consumir, para evitar este tipo de situaciones.

Asimismo, si va a comer fuera de casa, hacerlo en un lugar seguro. También especial cuidado si la familia sale de viaje y el menor se enferma en el extranjero. En ese caso se debe llamar inmediatamente a un especialista.

Otros temas que te podrían interesar: