Tratamiento de fertilidad: óvulos y esperma de donantes

La fecundación in vitro puede ocurrir no solo con los óvulos o la esperma de la mujer o el hombre que deseen ser padres, sino también con gametos provenientes de donantes conocidos o anónimos.

Es un método bastante utilizado en Estados Unidos, donde cada año nacen unos 5800 niños a través de esta técnica. Es preferido por mujeres solteras, sobre los 40 años, que ya no producen óvulos sanos.

El tratamiento consta de los siguientes pasos:

  • Preparación del endometrio, para ayudar a la implantación del embrión
  • Para lograr la fecundación de manera artificial, se introduce el espermatozoide dentro del óvulo.
  • Luego de entre dos a cinco días, se debe producir la formación de cigoto.
  • Posteriormente, este será transferido en el útero de la mujer mediante un catéter. Se introducirán uno o dos embriones, para asegurar el éxito de procedimiento.

Todo el procedimiento puede durar cerca 4 a 6 semanas. Luego de dos semanas de realizado el procedimiento, la mujer se podrá practicar un test de embarazo para saber si está o no embarazada.

Sí se utilizan óvulos y espermatozoides de donantes, la tasa de éxito es de un 50 %, en cambio, si se utilizan muestras congeladas, las posibilidades se reducen a un 30 %.

Lo bueno de este tratamiento es que como las muestras provienen de personas jóvenes, el éxito es más alto que el de una fecundación in vitro tradicional.

Siempre es bueno consultar con un especialista sobre las mejores opciones para cada caso.

Otros temas que te podrían interesar: