¿Cómo darle un masaje al bebé?

Los masajes no solo relajan a los bebés, también les da una agradable sensación de bienestar que trae muchos beneficios.

Lo único que los papás deben tener en cuenta antes de darle un masaje a su hijo es no hacerlo antes o después de comer, ni antes de que duerma una siesta, pues esto podría irritarlos.

Este tipo de interacción es ideal para los bebés que aún no saben gatear, que ayuda a generar un lazo entre la mamá o el papá y su hijo. Un buen momento puede ser cuando estén cambiando de ropa al niño, o bien antes o después de un baño.

Algunas recomendaciones para darle un buen masaje a tu hijo:

  • Preparar lo que se va a necesitar. Se puede poner una toalla o colcha sobre la cama, y tener a mano un aceite o crema especial para bebés.
  • Puede ser una buena idea comenzar por las piernas, pues son menos sensibles que otras partes del cuerpo. Se debe aplicar un poco de aceite sobre las manos para luego masajear la extremidad del bebé de manera suave, solo apretando levemente.
  • Luego pueden seguir los pies. Se le puede apretar con el dedo, en forma circular, la planta, para posteriormente seguir con la superior.
  • Pueden seguir los brazos. Se debe utilizar el mismo movimiento utilizado en las piernas, siempre de arriba hacia abajo.
  • A continuación, se debe masajear su torso, apretando levemente con ambas manos su pecho, y moviéndolas del centro hacía afuera, y luego de arriba hacia abajo, hasta llegar a los muslos.
  • Para finalizar, se debe poner al bebé sobre su panza para masajear su espalda, haciendo una presión leve en los costados de su columna, de forma leve y suave. Ir de arriba hacia abajo, hasta sus nalgas.

Siempre consultar con un especialista frente a cualquier duda, sobre todo si no se quiere provocar alguna lesión o molestia en el niño.
Otros temas que te podrían interesar: