La tos en los niños

La tos es un método que tiene el cuerpo para limpiar las vías respiratorias., suele acompañar a un resfrío, y puede perdurar aún cuando sus síntomas hayan desaparecido.

Se trate de una tos seca, o con flemas, existen una serie de medicamentos que irán mitigando a poco el malestar que pueda provocar en un niño.

Si bien la tos simple se puede tratar con medicamentos naturales, y no debería causar mayores problemas, los papás deben consultar con un médico en caso de:

  • El niño tose mucho, y sus labios se ponen un poco morados, además de tener dificultades para respirar.
  • El menor tiene un silbido en el pecho después o mientras toser.
  • Presenta fiebre.
  • Tiene respiración rápida.

En el caso de una tos común, los padres deben darle bastante líquido al niño, lo que le ayudar a diluir las secreciones. La miel también es una buena alternativa, porque suaviza la garganta además de calmar la tos.

También hay algunas infusiones de hierbas que ayudan, sobre todo porque el agua caliente permite dilatar las vías respiratorias. Igualmente es mejor que los papás consulten con su pediatra ante cualquier duda.

Otra cosa que se debe tener en cuenta es que el niño no presente un cuadro de asma. En ese caso, el médico indicará un tratamiento específico que puede incluir inhaladores, entre otros medicamentos.

Otros temas que te podrían interesar: