¿Qué hacer cuando los niños pegan a otros niños?

Algunos papás se preocupan muchísimo cuando los llaman del jardín para notificarles que su hijo tiene un comportamiento muy agresivo, y que agrede o muerde a otros de sus compañeros.

Lo importante es que los padres actúen rápidamente, para que un especialista pueda determinar si se trata de una conducta “esperable” o “patológica”.

Es normal que los niños entre los 18 meses y los 3 años se expresen a través de su cuerpo, dado que su lenguaje aún está poco consolidado. Ya un poco más grandes, golpean como un medio que han aprendido de forma involuntaria, creyendo que así conseguirán algo, como un juguete u otra cosa.

En teoría, a partir de los cuatro años los niños deberían dejar de tener conductas agresivas, pues prefieren pedir ayuda a los papás u otros mayores para resolver sus conflictos.

¿Qué hacer?

En el momento que los papás presencien una conducta inapropiada se lo deben señalar al niño, y enseñarle otros métodos para enfrentar la situación. Por ejemplo, que debe esperar por su turno para ocupar un juguete, o que no siempre puede obtener instantáneamente lo que quiera.

Algunos especialistas también recomiendan darle al menor un “tiempo fuera”. Esto significa sacar al niño de la situación en la que está, y aislarlo un momento para que piense y se dé cuenta de lo que hizo, explicándole amablemente lo ocurrido. Tampoco es bueno gritar o golpear al niño, pues esto sería incongruente con lo que los papás buscan enseñar.

Otros temas que te podrían interesar: