Diarrea en los niños

La diarrea es un aumento en la frecuencia y soltura de la evacuación intestinal en los niños. Es provocada por una infección viral, pero también puede ser ocasionada por bacterias, parásitos, alergias, entre otras razones.

Los papás deben hidratar a sus hijos en casos de que estén con diarreas, pues la evacuación provoca una gran pérdida de líquido en el cuerpo. No se deben dar remedios que detengan la diarrea a menos que sean indicados en el centro de salud.

¿Cómo reconocerla?

Chile Crece Contigo indica que si las deposiciones cambian de color, aumentan en frecuencia, presentan gotitas de sangre y/o cambian a un olor más fuerte, se está en presencia de una diarrea.

La duración de una diarrea aguda suele ser de unos días a una semana, independientemente del tratamiento establecido.

El portal Chile Crece Contigo advierte que la lengua seca o llanto sin lágrimas son signos de deshidratación. Así mismo recomienda en caso de la lengua seca, aumentar leche materna de a poco, y si hay lengua seca y llanto sin lágrimas, llevar inmediatamente al centro de salud más cercano.

Tratamiento

La AEP indica que no hay un tratamiento específico. Aseguran que lo más importante es recurrir a soluciones de hidratación oral para evitar la deshidratación.

Se debe consultar para que el contenido de sodio sea el adecuada para la edad del niño. La toma debe ser de forma fraccionada y en pequeñas cantidades antes de probar la tolerancia a los alimentos.

Debe ser el pediatra quien indique cómo volver a la realimentación y cuáles serán los alimentos más adecuados.

Habitualmente deben evitarse las dietas estrictas, los alimentos ricos en grasa y en azúcares refinados.

Otros temas que te podrían interesar: