¿Cómo preparar a los niños para enfrentar un terremoto?

Los terremotos u otros desastres naturales pueden causar mucho miedo, pues vienen de manera inesperada y provocan mucha destrucción.

A veces los niños no entienden bien qué es lo que sucede, se sienten confundidos, y por eso los padres, o los familiares que vivan en el mismo lugar, son los que deben prestar el apoyo y soporte emocional necesario para superar esta situación.

Chile es un país sísmico y hay que asumirlo. La historia así lo demuestra y además es el país que ha vivido el terremoto más fuerte del mundo.

Siempre hay que hablarles a los pequeños sobre la posibilidad de que un temblor ocurra y enseñarles a tomar las medidas preventivas.

El portal Chileatiende.cl recomienda lo siguiente para estar preparados:

  • Los padres deben verificar de qué material está construido el hogar, colegio o lugar de trabajo. Si es de adobe o autoconstrucción, evacuar inmediatamente durante un sismo.
  • Enseñarlos a identificar lugares de protección lejos de ventanas y elementos que puedan caerle encima.
  • Identificar dónde están las llaves del agua, de corte general de gas y el interruptor o fusible general de electricidad y aprender cómo cortarlas.
  • Elaborar un plan familiar que establezca los puntos de encuentro y los roles de cada integrante del hogar.
  • Mantener un kit de emergencia.

En primera instancia, lo más importante es que los papás enseñen a los niños de qué se trata todo esto, además de formas de protegerse en caso de que ocurra un terremoto muy fuerte y destructivo.

Es importante que los adultos conserven la calma, pues los menores tienden a imitar lo que hacen los más grandes. No es bueno intentar arrancar, llorar ni gritar, pues esto puede provocar pánico en los niños.

Se debe conservar la calma en la medida de lo posible, pues es lógico que sea muy difícil contenerse en estas situaciones, e intentar consolar a los hijos. Proteger al niño pero con control

Luego de una catástrofe es importante tratar de llevarlos a la normalidad nuevamente, realizar las actividades de siempre, e invitar a que se expresen si es que sienten miedo, temor o incertidumbre.

Algunos menores podrían sufrir de estrés post-traumático. El portal Crececontigo.cl recomienda a los padres estar atentos a los siguientes síntomas:

  • Dolor de estómago.
  • Pesadillas y dificultad para dormir.
  • Sobresalto frente a los ruidos.
  • Conductas como volver a orinarse o hablar infantil.
  • Alteraciones de la concentración.
  • Sentimientos de culpa.
  • Llanto sin motivo.
  • Recuerdos frecuentes del evento.
  • Pasividad y miedos (por ejemplo, miedo de separación).
  • Enojo y/o irritabilidad.

Si los papás observan algunas de estas conductas, o notan que está muy diferente,  lo mejor es llevar al menor con un especialista, que pueda ayudarlo a superar el trauma y seguir adelante.

Otros temas que te podrían interesar: