Qué problemas pueden tener los niños con espina bífida

La espina bífida implica que la columna vertebral del feto no se cierra completamente durante el primer mes de embarazo. Es el defecto congénito discapacitante más común en los Estados Unidos, y no tiene cura.

El tratamiento se enfoca más bien en las diversas complicaciones que pueden surgir, y que incluyen procedimientos en diversas áreas –cirugías, medicamentos, terapias–.

Una de las principales causas asociadas es un bajo nivel de ácido fólico antes y durante el embarazo.

Algunas de las complicaciones que causa esta enfermedad:

  • Hidrocefalia: es la acumulación de líquido en el cerebro. Esto provoca su agrandamiento, que si no es tratado, puede ocasionar retrasos mentales, y otras lesiones.
  • Trastornos urinarios: esto puede provocar constantes infecciones urinarias, además de problemas en los riñones.
  • Malformación de Chiari tipo II: ocurre cuando el cerebro está ubicado debajo de lo normal, lo que provoca problemas para respirar, tragar, además de debilidad en la parte superior del cuerpo.
  • Problemas de aprendizaje: generalmente poseen una inteligencia normal, pero algunos de ellos podrían presentar esta dificultad.
  • Alergia al látex: puede presentarse debido a exposición recurrente a las cirugías. Los médicos deberán utilizar utensilios y guantes que no sean de este material para no provocar molestias en los menores.
  • Médula espinal anclada: esto provoca debilidad en las piernas, dolores en la espalda y alteraciones en la vejiga.
  • Otros trastornos: niños con espina bífida pueden sufrir problemas digestivos, sexuales, físicos, psicológicos, además de depresión.

Para evitar la espina bífida, es importante que las mamás consuman ácido fólico antes y durante el embarazo.

Otros temas que te podrían interesar: