El impacto emocional de los tratamientos de fertilidad

Muchas parejas pasan por diversas emociones cuando intentan buscar un embarazo,  sobre todo sí se encuentran en  tratamientos de fertilidad  y estos no tienen el éxito esperado.

El psicólogo Fernando Marchant, afirma que los tratamientos de fertilidad “Van generando incomodidades por los costos económicos, la invasión a la privacidad sexual de la pareja, sentimientos de insatisfacción, desesperación, pena, envidia y celos hacia las mujeres embarazadas”.

Es importante que las parejas pregunten por asistencia psicológica, que los ayude a sortear las complicaciones que surjan en el camino, sobre todo porque el estrés también puede afectar el conseguir un embarazo.

La comunicación es clave, y el tema de las expectativas –no solo de la pareja, sino también de quienes los rodean– es algo que se debe conversar.

Es normal sentir un poco de rabia, frustración, resentimiento, y que la relación se vuelva un poco rutinaria y con falta de espontaneidad debido a las relaciones sexuales programadas, pero existen caminos para sobrellevar todo lo que implica el proceso.

Sí después de unos cuantos años una pareja no ha tenido suerte con los tratamientos de fertilidad, es importante que aceptar esa realidad, y seguir adelante.

Considerar otras opciones, como la adopción, puede ser un camino válido para también convertirse en padres.

El psicólogo Fernando Marchant, de Vidaintegra, aportó información valiosa para desarrollar este artículo. 
Otros temas que te podrían interesar: