¿Qué hacer si el niño se golpea la cabeza?

En la mayoría de los casos, un golpe en la cabeza causa más alarma en los papás que el real daño que pueden haber sufrido los niños.

Los padres deben fijarse en cómo ocurrió el traumatismo, para saber realmente si es necesario llevarlo a un médico y así evitar alguna complicación.

Un traumatismo grave ocurre cuando los niños han caído de por lo menos 1.20 metros, han sido lanzados de cierta distancia, y se golpean contra cierto objeto, o si han sido golpeados por otra persona más grande.

Algunos síntomas que realmente dan una señal de alarma son:

  • Sangrado o flujo que sale por la nariz.
  • Vómitos inmediatamente después del accidente, o después de 4 o 6 horas.
  • Dolor de cabeza que dura por más de una hora.
  • Dolor de oído luego del accidente.
  • El niño se siente un poco aturdido y tiene problemas para ver (visión borrosa o doble).
  • Dificultad para estar despierto, sentirse confundido (no saber dónde está o qué pasó) y habla incoherente.
  • Sudoración, palidez, malestar en general.
  • Cambios en la respiración (agitada, irregular o extraña).

Ante cualquiera de estos síntomas lo mejor es que los papás lo lleven a un médico para que determine qué ocurrió tras el golpe. De lo contrario se recomienda:

  • Luego del golpe, que el niño duerma un par de horas. Durante ese tiempo los padres deben observarlo por si tiene alguna reacción anómala.
  • Sí luego del accidente quedó una herida, esta debe ser limpiada y se le debe aplicar presión por unos 10 minutos.
  • En caso de aparición de un chichón, lo mejor es aplicar algo frío por unos 20 minutos, para ayudar a bajar la inflamación.

Otros temas que te podrían interesar: