Los cambios que produce el nacimiento del bebé

El nacimiento de un bebé, además de ser una gran alegría, también se puede transformar en una experiencia abrumadora para muchas parejas y/o familias.

Nuevas responsabilidades, cambios en la rutina, más carga en los quehaceres del hogar, y falta de tiempo para cumplir con todo puede generar a veces sobrepasa a los padres.

Muchas mujeres desarrollan depresión postparto, y tienen sentimientos de ansiedad, tristeza, irritación e inquietud. Aunque no está claro cuál es su origen, todos los cambios que experimentan las parejas, sumado a los cambios en los niveles hormonales ayudan a que se presenten.

A veces las expectativas superan la realidad, y las mamás se angustian tratando de cumplir con todo lo que ellas aspiran.

Otras también se sienten angustiadas por los cambios que ha tenido su cuerpo, y desean volver a lo que eran antes con rapidez. La piel del estómago se estira, queda fláccida y muchas veces con estrías que no se borraran. También está el aumento de peso, y la imposibilidad de someterse a una dieta para perder kilos pues aún se encuentran amamantando.

Por otra lado se encuentra el desarrollo profesional, algunas mujeres desean seguir desarrollándose en su vida laboral y no encuentran el tiempo para equilibrar ambas cosas, además de la presión social que aparece cuando dejan al hijo a una corta edad.

Todo lo anterior puede generar conflictos con la pareja, y otros miembros de la familia.

Lo más importante es que las mamás se tomen las cosas con calma y vayan a su propio ritmo. Intentar cumplir las propias expectativas, tanto como las del resto es una tarea muy desgastante y no hace más que generar angustias y frustraciones.

Lo mejor es pedir ayuda cuando se necesite, y contar no solo con el apoyo de la pareja, sino también de la familia y los amigos.
Otros temas que te podrían interesar: