El proceso de dentición en los bebés

La dentición es el proceso en el cual comienzan a crecer los dientes en el bebé. Esto ocurre entre los 4 y los 7 meses, pero puede haber casos más precoces, donde esto parte a los 3, o bien otros más tardíos, donde los papás deben esperar hasta pasado el primer año de vida.

Algunos de los síntomas que dan cuenta de que este proceso ha comenzado son:

  • Babeo excesivo: los papás deben ponerle baberos al menor, y tenerle mudas de ropa en caso de que se esté mucho rato fuera del hogar, para que no se les irrite la piel con la saliva.
  • Inflamación y dolor de encías: existen algunos juguetes y masajeadores de encías que sirven para mitigar las molestias del bebé
  • No tiene muchas ganas de comer, y está muy irritable.
  • Tiene problemas para dormir, y llora.
  • Puede frotarse la cara y agarrarse las orejas en señal de molestia.

Cuando la dentición es muy tardía lo mejor es consultar con un médico. Debería ser un signo de preocupación cuando el crecimiento de sus huesos, piel y pelo son anormales, de lo contrario no habría que inquietarse, igualmente, lo más probable es que el pediatra lo derive a un dentista.

Si el bebé presenta fiebre, diarrea, o congestión nasal, y estos síntomas perduran por más de 48 horas, los papás deben llevar al niño al médico, para que determine las causas, pues podría tratarse de otra cosa.

Otros temas que te podrían interesar: