Inducción a los tratamientos de fertilidad

Para algunas parejas puede ser algo difícil no conseguir ser padres, sobre todo después de haberlo intentado por un buen tiempo.

Aunque existen muchos factores que pueden determinar que un hombre o una mujer estén teniendo problemas para quedar embarazados, también hay una serie de tratamientos disponibles para ayudar a conseguir la concepción.

Existen procedimientos de baja complejidad, que pueden tener resultados positivos en poco tiempo. Algunos de los que hay disponibles son:

  • Inducción de ovulación: Se le aplica a las mujeres que tienen problemas para ovular. Para proceder con este tratamiento se debe descartar problemas de esperma en la pareja.
  • Estimulación ovárica y relaciones programadas: Se aplica en mujeres que tienen dificultades para ovular debido a haber padecido endometriosis, tener una fase lútea insuficiente, o esterilidad sin causa aparente. A diferencia de la anterior, cuando se estimulan los ovarios se puede producir más de un folículo, lo que puede llevar a embarazos múltiples.
  • Inseminación intrauterina: Luego de haber preparado una muestra de semen (tampoco deben haber problemas asociados), se implanta en el útero de la mujer cuando esta se encuentre ovulando. Se puede aplicar en ciclos normales, pero usualmente se aconseja hacerlo con la estimulación de los ovarios.

El médico recomendará utilizar cualquiera de estos tratamientos solo unas tres o cuatro veces, luego de las cuales, si no se han tenido resultados positivos, se descartará para buscar una nueva solución.
Otros temas que te podrían interesar:

Comenta