Las primeras noches de los padres primerizos

Muchos papás no saben cómo actuar ni que hacer la primera noche que el bebé pasa en la casa.

Hay dudas sobre si hacerlo dormir en la misma cama con ellos, dejarlo en su cuna, o que esté desde el primer momento en su propia habitación. Más allá de todo esto, la idea es que todos estén cómodos y tengan su espacio para atender al bebé cuando lo requiera.

Sí los padres deciden hacer dormir al bebé en su misma cama, deben tener cuidado en no aplastarlo, para que no sufra un accidente. La otra opción es dejarlo en su propia cuna. Algunas cosas que se deben saber sobre la cuna del bebé:

  • Colchón bien ajustado a la cama, donde no hayan espacios en los que el bebé se pueda quedar atrapado. Debe ser firme, no muy blando.
  • Ojalá que la ropa no esté suelta, lo más ajustada al cuerpo del bebé que se pueda.
  • Que tenga su cabeza descubierta para evitar accidentes.

Las preocupaciones hasta por lo más mínimo podrán mantener a los padres despiertos durante varias semanas, hasta que se acostumbren a esta nueva rutina: los sonidos que hace, o deja de hacer el bebé, si se mueve, si llora, entre otras cosas.

Por otro lado, hay bebés que duermen mucho, especialmente si son prematuros, por eso hay que despertarlos para darles de comer, que durante los primeros meses de vida debe ser cada tres horas, aproximadamente.

Los padres primerizos deben intentar tomarse las cosas con calma y no intentar ser perfectos de buenas a primera. Pueden ir probando lo que les funciona, lo que les gusta hacer, y poco a poco establecer rutinas que se ajusten a sus necesidades.

Otros temas que te podrían interesar:

Comenta