Detector de ovulación o temperatura basal

Determinar cuándo es el momento justo para concebir, es algo que muchas parejas desean determinar para estar seguras de que quedarán embarazadas.

A través de pruebas como el detector de ovulación, o la temperatura basal, se puede establecer cuál es el momento más propicio para lograr una fecundación del óvulo.

No hay nada mejor que una mujer conozca bien su propio cuerpo. Esto ayudará a que cualquiera de las pruebas que se practique sea mucho más certera.

En el caso del detector de ovulación, es un test que se hace en la casa y que permite identificar un alza en la hormona lutenizante en la orina. Cuando esta aumenta, el cuerpo “da una señal” al ovario para que inicie la ovulación.

Para ello se utilizan unas huinchas reactivas, sobre las que la mujer debe orinar. Lo más probable es que se deba realizar la prueba durante varios días seguidos para determinar el momento más álgido de la hormona.

¿Cómo funciona?

Si la tira entrega un resultado positivo, la ovulación debería ocurrir entre las próximas 24 a 36 horas.

En el caso de la temperatura basal, también es un test que se puede realizar en casa. Se mide la temperatura corporal de una mujer que ha dormido por lo menos cinco horas seguidas.

Una vez ocurrida la ovulación, la temperatura debería aumentar levemente –en al menos dos décimas–, dando el indicio de que está ocurriendo. Se debe tener cuidado porque desde el alza en la temperatura la ovulación puede haber ocurrido hace varias horas, y un óvulo solo vive durante 24.

Es bueno tener en cuenta que este tipo de pruebas pueden dar falsos positivos, y por lo tanto, pueden ser poco certeras al momento de identificar el momento exacto de la ovulación.

Por lo demás, si la pareja ya lleva cierto tiempo buscando un embarazo, sin resultados positivos, lo mejor es consultar con un médico para que indique el tratamiento más adecuado.
Otros temas que te podrían interesar:

Comenta