Hijos de padres separados, ¿con quién pasar las fiestas?

Cuando una pareja se separa, probablemente lo más difícil sea determinar con quién van a pasar las fiestas los hijos. Una planificación con tiempo, y de común acuerdo, puede ayudar a simplificar esta situación.

Lo más importante es poner a los niños primero, y preocuparse de que se sientan cómodos y no vean a sus padres discutir.

Muchos niños asimilan demasiado los problemas de los padres, y los interiorizan como si fueran propios. Estas situaciones no deben ocurrir porque ellos no tienen la culpa. Resolver y tomar estas decisiones con madurez ayudará a los hijos a enfrentar las cosas con la misma disposición.

Determinar un régimen para las fiestas es un tema complicado, sobre todo si los padres viven en lugares diferentes. Las circunstancias que se pueden dar son muchísimas, y por lo tanto tomar una decisión de quién pasa tal fiesta con los niños puede causar muchos conflictos.

En caso de que la relación de los padres sea buena, lo mejor es llegar a un común acuerdo. Conversar e ir alternando las fiestas. Un año puede ser en la casa de uno, el siguiente en la del otro. Si los papás tuvieron que llegar a instancias judiciales el régimen que dictará un juez, previa mediación, tendrá características similares, dependiendo de con quién vivan los niños.

A veces las fiestas de fin de año, o los cumpleaños, provocan muchos sentimientos en los papás: soledad, nostalgia, agresividad, egoísmo, envidia, entre muchos otros, y estos no les permiten tomar las decisiones más apropiadas.

Lo más importante es recordar que la felicidad de los niños está primero, y si la pareja no puede convivir, que al menos los hijos puedan disfrutar de unas lindas fiestas.
Otros temas que te podrían interesar:

Comenta