Baja movilidad y concentración de espermatozoides

Los problemas de fertilidad afectan tanto a mujeres como hombres. En estos últimos, la baja movilidad (astenospermia) y concentración (oligospermia) de espermatozoides puede afectar en mayor o menor medida el intentar tener un hijo con la pareja. 

Aunque ciertos cambios en los estilos de vida, pueden ayudar a mejorar la situación, en muchas ocasiones los hombres deberán someterse a un tratamiento para lograr una esperma de mejor calidad.

Sí un hombre sospecha ser la causa de tener problemas para lograr un embarazo, debe someterse a un examen llamado seminograma, el que medirá la calidad de los espermatozoides. Muchas veces existen prejuicios que retrasan la realización de estas pruebas, pero mientras antes se hagan mucho mejor para la pareja.

Algunas de las razones que lo provocan son: várices en los testículos (varicocele), infecciones, paperas durante la niñez, exposición a químicos tóxicos, e incluso celulares en los bolsillos.

Algunas recomendaciones para evitar un bajo conteo de espermatozoides:

  • Cambiar el estilo de vida. Si el hombre fuma, bebe alcohol o consume drogas, deberá dejar de hacerlo inmediatamente, puesto afecta de manera directa el conteo.
  • Tener una alimentación sana también es bueno: muchas proteínas, frutas, verduras, granos y semillas pueden ayudar.
  • Asimismo, el ejercicio físico en forma periódica evita que los espermatozoides sanos mueran. Cualquier actividad que reduzca el estrés será favorable.
  • Evitar realizar muchas actividades que ejerzan demasiada presión sobre los testículos, como andar en bicicleta, a caballo, o estar mucho tiempo sentado.
  • Consumir todos los días vitamina C y E, lo que ayudará a mantener la esperma en buen estado.

En caso de que esto no tenga éxito, la pareja deberá someterse a un tratamiento.

Otros temas que te podrían interesar:

Comenta