¿Cómo elegir una niñera para que cuide a tus hijos?

El momento de elegir una niñera puede ser muy complicado para muchos papás. El hecho de depositar el cuidado del hijo en una persona poco conocida puede generar ansiedad, nerviosismo o inseguridad por lo que vaya a ocurrir.

Existen algunas claves para elegir a alguien bueno, especialmente si no se tiene a algún amigo o familiar que pueda recomendar una persona.

  • En primera instancia es importante determinar el perfil que se está buscando, qué es lo que se espera de esa persona, y que características quieren los papás: que sea puntual, responsable, cariñosa, o sociable. También se deben tener en cuenta qué habilidades se esperan: que sepa cocinar, cambiar pañales o jugar con los niños.
  • Algunas cosas que se deben tener en cuenta son que esté preparada lo que más se pueda en el cuidado de niños: ojalá sepa algo de primeros auxilios en caso de cualquier emergencia, además de tener iniciativa propia.
  • Luego, preguntar en el círculo más cercano si alguien tiene una persona para recomendar. En caso de que esa persona no sea muy cercana, se pueden juntar varias opciones y entrevistar a varias candidatas para ver cuáles cumplen con los requerimientos que los papás buscan.
  • Fijarse en personas mayores de 18 años, especialmente si el niño es muy pequeño. Una niñera muy joven puede sentirse muy sobrepasada con las responsabilidades que se le encarguen.
  • Si ya se tiene una persona en mente, se puede concertar una cita entre la niñera y el niño para ver si se llevan bien. Esto hará más fácil tomar la decisión final.
  • Confiar en el sentido común.
  • Considerar un tiempo de adaptación, luego de eso, medir los resultados y ver si la niñera sigue a cargo de cuidado del menor.

Es bueno que los papás estén presente las primeras veces que la niñera esté con el niño para ver cómo interactúan y ver si se familiarizan.

Es importante tener una comunicación fluida y directa con la niñera, y plantearle las cosas que a los papás les gustan y no les gustan. Asimismo, plantear los derechos y deberes es otra parte relevante, para que cuando toque evaluar su trabajo, se tenga claro en qué cosas fijarse.

Los padres nunca deben olvidar qué hacer frente a un posible abuso o maltrato, por ello el Ministerio de Educación publicó una “Guía educativa: prevención del abuso sexual a niños y niñas” donde expone diversos consejos y tips para padres.

Dentro de ellos se destacan algunos indicadores emocionales, psicológicos y conductuales como: retroceso en el lenguaje, trastornos del sueño, desórdenes en la alimentación, entre otros.
Otros temas que te podrían interesar: