Ovario Poliquístico: síntomas y tratamientos

El Síndrome del Ovario Poloquístico se produce por un desequilibrio en las hormonas –estrógeno, progesterona y andrógeno–, lo que provoca una dificultad de liberar óvulos maduros o completamente desarrollados.

En su lugar, estos se quedan en los ovarios, pudiendo llegar a formar pequeños quistes.

Usualmente se diagnostica entre los 20 y los 30 años, aunque también es factible verlo en adolescentes, cuando comienzan con su período.

Algunos de los síntomas que pueden dar indicios de esta afección son:

  • Ausencia de períodos menstruales, o irregularidad, los que pueden ser intermitentes, abundantes o ligeros.
  • También puede provocar el desarrollo de características sexuales masculinas, como: aumento del vello corporal en diferentes partes del cuerpo, disminución del tamaño de las mamas, agrandamiento del clítoris, debilitamiento del cabello, engrosamiento de la voz.
  • Empeoramiento del acné, o marcas oscuras en la piel (alrededor de las axilas, ingle, cuello o mamas).
  • También se pueden desarrollar problemas como diabetes, hipertensión arterial, colesterol alto, aumento de peso y obesidad.

El tratamiento dependerá de los síntomas que presente cada mujer. Por ejemplo, algunos médicos recetarán pastillas anticonceptivas, las que ayudarán a regularizar los períodos.

Perder peso puede ayudar a aliviar problemas como la diabetes, la hipertensión y el colesterol. Inclusive, perder el 5% de del peso corporal puede facilitar el embarazo.

También hay otros procedimientos con diferentes medicamentos que pueden ayudar a superar esta afección, recomendados especialmente para mujeres que buscan quedar embarazadas, y esto ha sido un problema para lograrlo. Se debe consultar con un especialista para que determine el mejor tratamiento según corresponda.
Otros temas que te podrían interesar: