Higiene dental en bebés

Inculcar hábitos de higiene dental desde que los niños son bien pequeños los ayudará a futuro a tener dientes más sanos y a evitar el contagio de caries u otros problemas como el mal aliento o la gengivitis.

Además, hay que aprovechar que durante el primer año de vida los bebés se encuentran en una edad pasiva, por lo que disfrutan de los masajes y manipulación de su boca (ligado con el acto de mamar).

Se recomienda comenzar con la higiene bucal aún cuando no les ha salido el primer diente, limpiando las encías. Para ello existen limpiadores que la mamá o papá pueden ajustar a sus dedos para higienizar la zona.

Cuando comienzan a salir los primeros dientes de leche, alrededor de los seis meses,es primordial limpiarlos. Existen implementos y cepillos para cada etapa del crecimiento, por lo que es recomendable consultar con el médico cuál es el más apropiado para el período en el que se encuentra el bebé.

Es bueno utilizar los dentífricos cuando el niño ya pueda escupir, lo que ocurre aproximadamente a los dos años.

La higiene bucal solo es efectiva cuando es realizada por un adulto, especialmente durante los primeros años de vida, donde los bebés y niños se dedican más a jugar que a limpiar realmente sus dientes.
Otros artículos que te podrían interesar: