Virus Respiratorio Sincicial en bebés

Cada año, un promedio de cinco mil niños deben hospitalizarse en todo Chile debido a la presencia del Virus Respiratorio Sincicial (VRS). Por lo general, su aparición se da entre los meses de mayo y septiembre, aunque su peak es entre julio y agosto.

¿Por qué es tan grave este virus y quiénes se ven más afectados con su llegada? 

De acuerdo a la pediatra broncopulmonar María Angélica Palomino, el VRS es una de las primeras causas de infección respiratoria aguda baja, y la población más susceptible corresponde a menores de un año de vida, en especial, lactantes de menos de seis meses y adultos mayores o personas inmunodeprimidas.

Cuando el virus se enfrenta por primera vez con el niño, antes del año de edad, produce una infección severa que destruye la pequeña vía aérea, provocando un cuadro obstructivo con dificultad respiratoria”.

En general, los menores de seis meses hacen los cuadros más graves, lo cual es especialmente relevante en niños prematuros (con o sin displasia broncopulmonar o enfermedad pulmonar crónica), cardiópatas o con otra enfermedad de base”, explica.

Un bebé se puede contagiar el virus sí:

  • Una persona con el virus estornuda, tose o se suena cerca.
  • Una persona con el virus lo toca, o besa.
  • El bebé se toca la nariz, los ojos o la boca luego de haber tocado algo contagiado con el virus, como juguetes u otros.

Algunos de los síntomas que delatan la presencia del virus en un bebé son: coloración cutánea azulada debido a la falta de oxígeno, dificultad para respirar, tos, fiebre, aleteo nasal, respiración rápida, congestión nasal, o silbido del pecho.
Fin de Año Saludable
Sí se tienen dudas es recomendable visitar a un pediatra para asegurarse sobre la presencia del virus, y para que administre los medicamentos correspondientes.