¿Se puede beber alcohol durante el embarazo?

La ingesta de alcohol durante el embarazo puede ocasionar graves problemas en el feto en desarrollo.

El Síndrome Fetal Alcohólico puede derivar en problemas de crecimiento, falta de desarrollo cerebral y problemas al corazón, entre muchos otros.

Esta es la razón por la que se les pide a las mamás suspender su consumo desde el momento en que sepan que están embarazadas.

Desde el instante en que se consume alcohol, éste entra en el torrente sanguíneo y por lo tanto es traspasado al feto, por eso cada ingesta también es absorbida por el bebé.

Este, además, descompone más lentamente el alcohol, permaneciendo así más tiempo en su cuerpo, tornándose peligroso y pudiendo generar graves problemas en su salud.

Algunos de los problemas que puede desarrollar el feto son:

  • Microcefalia, o cerebro pequeño.
  • Retraso mental.
  • Dificultades en el aprendizaje, como hiperactividad, déficit atencional, nerviosismo, ansiedad, entre otras.
  • Deformaciones en las extremidades y articulaciones.
  • Malformaciones faciales, como labio leporino y paladar hendido, nariz corta con depresión del puente nasal, entre otras.
  • Dientes pequeños y alteraciones en el esmalte.
  • Miopía.
  • Problemas al corazón.
  • Retraso en el crecimiento itrauterino y luego del nacimiento.

Sí una mujer que padece problemas de alcoholismo ha quedado embarazada, se recomienda buscar ayuda, o bien consultar por tratamientos anticonceptivos.